Se impone Lochte en prueba de 400 metros

LONDRES.- Ryan Lochte cerró de un portazo el dominio olímpico de Michael Phelps, al imponerse ayer con pasmosa facilidad en la final de los 400 metros combinados en la natación en Londres. El estadunidense cronometró 4:05.18 minutos para destronar a su compatriota, campeón hace cuatro años en Pekín y aún dueño del récord mundial de la prueba.

Phelps, que se clasificó a duras penas con el peor tiempo entre los finalistas, ni siquiera subió al podio y quedó cuarto, a más de cuatro segundos de Lochte.

El brasileño Thiago Pereira consiguió una sorpresiva medalla de plata con 4:08.86, mientras que el japonés Kosuke Hagino se llevó el bronce con marca de 4:08.94.

Phelps, dueño de 14 medallas olímpicas de oro, necesita tres presas de cualquier metal para ser el deportista que más veces ha subido al podio olímpico. En la actualidad tiene 16 medallas, dos menos que la gimnasta soviética Larisa Latynina.

Al terminar la prueba, Phelps casi ni pudo salir de la piscina.

“Fue una carrera horrible”, expresó. “Me sentía bien en los primeros 200 metros. Pero a partir de allí, no sé qué pasó. (Los demás) hicieron carreras mucho mejores que la mía, más inteligentes, y estuvieron mejor preparados que yo. Por eso subieron al podio”.

Fue la primera vez desde los Juegos de Sídney 2000 que Phelps, por entonces un desconocido de 15 años que se clasificó para una sola prueba, no ganó al menos un bronce. Desde entonces, subió al podio en 16 pruebas seguidas, cosechando 14 oros y dos bronces.

Lochte salió de la piscina con una gran sonrisa, saludando al público y sin signos de cansancio. Él Había dicho que este sería su gran año.

“Estoy anonadado”, expresó. Agregó que Phelps “dio todo lo que tenía y eso es lo máximo que se le puede pedir”, concluyó.

La actuación ayer hace que surjan dudas respecto a las posibilidades de Phelps de ser el primer nadador que gana una prueba tres veces seguidas. Frustrada esta primera oportunidad, todavía podría hacerlo en los 200 combinados y los 100 y 200 mariposa.

Su debacle fue todo un shock, teniendo en cuenta que se trata de un nadador que ganó seis medallas de oro en Atenas y ocho en Pekín, fijando una marca que será difícil igualar.

Yang: historia para China

El chino Sun Yang se convirtió ayer en el primer hombre que le da un título olímpico en natación a su país, al imponerse en los 400 metros estilo libre, con tiempo de 3:40.14 minutos.

El defensor del título, el surcoreano Park Tae-hwan, sólo pudo ser segundo (3:42.06), mientras el estadunidense Peter Vanderkaay, finalizó tercero con 3:44.69.

Sun Yang deslumbró en los Mundiales de Shanghái, donde se colgó dos oros (800 y mil 500 metros), una plata (400m) y un bronce (4x200m libres), tras lo cual fue calificado como niño prodigio y pasó a ser la gran esperanza china.

Durante gran parte de la prueba estuvo en tiempo de récord del mundo, pero finalmente no pudo rebajarlo por apenas siete centésimas de segundo; la plusmarca de 3:40.07 fue conseguida por el alemán Paul Biedermann antes de la prohibición en 2010 de los trajes de baño de poliuretano.

“Esto es estupendo”, dijo Sun Yang con lágrimas en los ojos. “Es un gran sueño que se hace realidad. Quiero dar las gracias a mi entrenador, a mis padres, mis amigos y a todos los que me han ayudado”, dijo. “Estamos en unos Juegos Olímpicos y estaba un poco nervioso al principio, pero al final ya sentí que podía conseguir una medalla”, añadió.

Sun Yang aspira a más éxitos en Londres, donde será el gran favorito en los mil 500 metros. Hace 32 años que el doblete 400-mil 500 metros no se consigue en una misma edición olímpica, desde que lo logró el ruso Vladimir Salnikov, en Moscú 1980.

Park Tae-hwan, que había sido descalificado por salida falsa por la mañana, luego fue readmitido por la tarde, tras presentar un recurso, pero nunca pudo realmente inquietar a su rival en la pugna por el oro en la piscina londinese.

Ye, con récord mundial

La nadadora china Shiwen Ye batió ayer el récord del mundo de los 400 estilos y se proclamó campeón olímpica en Londres 2012 con un registro de 4:28.43, cuando la mejor marca mundial estaba en poder de la australiana Stephanie Rice desde los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 en 4:29.45.

Ye remontó desde la quinta plaza hasta la primera en los últimos 50 metros para batir a Beisel.

Este es el tercer récord del mundo que cae desde que en 2010 se prohibieron los bañadores fabricados con derivados del poliuretano para volver a los textiles. Desde entonces sólo lo habían logrado el chino Sun Ya, en los mil 500 metros libres, y el estadunidense Ryan Lochte, en los 200 estilos, ambos en los Mundiales de Shanghái, China, en 2011.

Se da la paradoja de que Ya y Lochte se impusieron ayer antes de Ye en los 400 libre y los 400 combinados, respectivamente.

Inició el nado tricolor

La queretana Susana Escobar abrió ayer la participación de ocho nadadores mexicanos en los Juegos Olímpicos de Londres, tras finalizar en segundo lugar de su serie y en la plaza 29 general de los 400 metros combinado individual, con tiempo de 4:50.57 minutos, cerca de su mejor registro de este año.

La marca A solicitada por la Federación Internacional de Natación (FINA) para estar en Londres 2012 era de 4:41.75, mientras la marca B bajo la cual recibió la invitación Susana Escobar era de 4:51.75, requisito que cumplió con su tiempo de 4:49.95 con el que fue inscrita, y que se remonta a su participación en los Campeonatos Mundiales de Shanghái, China, en 2011.

La también seleccionada olímpica en Pekín 2008, salió desde el carril cuatro, superó a la finlandesa Noora Laukkanen, quien paró el crono en 4:53.54, así como a la pakistaní 5:34.64. La vietnamita Thi Anh Vien Nguyen, ganó el heat, con 4:50.32.

En la eliminatoria olímpica, el mejor tiempo fue para la estadunidense Elizabeth Beisel, con 4:31.68.

Susana Escobar fue la única nadadora mexicana en entrar en acción este día y continuará su participación olímpica hoy en las preliminares de los 400 metros libre, en el carril seis del segundo heat.

Para esta prueba, su tiempo de inscripción es de 4:13.29 minutos; el récord absoluto tricolor le pertenece a la joven de 24 años de edad, signado en los pasados Juegos Olímpicos de Pekín 2008, con 4:11.99.

También hoy entrará en acción la única nadadora mexicana que se clasificó a la magna justa con la marca A, María Fernanda González, quien competirá en 100 metros dorso a partir de las 4 de la mañana (tiempo de México).

(Información obtenida de Milenio)