Se enfrentan jóvenes a la informalidad

Tijuana.- En México más de nueve millones de jóvenes se encuentran en el sector de la informalidad, al no contar con las condiciones para obtener un empleo conforme lo marca la ley, afirmó el director general del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), José Manuel Romero Coello.

Los datos del Imjuve en 2016 acerca de la informalidad en el empleo de las personas de 18 a 29 años de edad, son concretos y representan un desafío, sostuvo el funcionario federal.

“El reto es poderlos pasar al sector de la formalidad, es un reto complicado, difícil, pero ahí estamos haciendo un trabajo para poder incentivar a los jóvenes”.

 

Más de un millón 100 mil jóvenes habita en Baja California, lo que representan el 30 por ciento de la población de la entidad fronteriza y una parte de ellos ha optado por emprender sus negocios, ante las ofertas limitadas de ocupación.

“El dato más importante es lograr la parte de que los jóvenes están trabajando sin seguro social, un tema de formalidad”, señaló.

Romero Coello dijo que el objetivo de que los jóvenes tengan un empleo formal es que puedan acceder a financiamientos (como el de la vivienda) y que no vean el paso a la formalidad como una barrera ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De acuerdo con estadísticas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en México, la tasa de desempleo entre los jóvenes bajó a 6.7 por ciento, respecto al primer trimestre del año, lo que representa una disminución de 0.4. 

La titular de la Secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS) en Baja California, Juana Laura Pérez Floriano, anunció que durante el segundo semestre de 2017, las ferias de empleo en la entidad estarán enfocadas principalmente a mujeres y jóvenes.

El primer semestre del año se ofrecieron dos mil 321 vacantes durante 10 ferias del empleo, que atendieron a 163 empresas. Se recibieron tres mil 811 solicitudes de empleo, de las cuales dos mil 11 han sido por parte de mujeres y mil 800 de hombres.

Todos a emprender

En Baja California el financiamiento para el “emprendedurismo”, como una alternativa para abatir el desempleo en jóvenes, es la opción por parte del Instituto de la Juventud del Estado, indicó el titular, Manuel Rudecindo García Fonseca.

“Llegamos a un muy buen momento para el emprendimiento en el estado, porque se crea la Red Estatal de Apoyo al Emprendedor (REAE)”, explicó. “Inició en Tijuana en 2015”.

A raíz del “boom” de emprendedores en la entidad, sobre todo jóvenes, se creó la Casa del emprendedor, que tiene el objetivo de apoyar con asesorías gratuitas a quienes tienen deseos de iniciar un negocio.

En Mexicali se abrirá la próxima Casa del emprendedor, que convertirá a Baja California en la única entidad con dos casas de este tipo, en apoyo a los jóvenes.

Pero pese a la creación de apoyo a los nuevos negocios, las cifras de desempleo juvenil se mantienen. El 13 por ciento de los jóvenes entre 15 y 24 años siguen siendo desempleados, de acuerdo a la OCDE. 

Sobre los proyectos de los emprendedores, el titular del Injuven, Manuel Rudecindo García Fonseca, refirió que están enfocados en el área gastronómica y tecnológica.

En Baja California el Injuven cuenta con un presupuesto de 78 millones de pesos, de los cuales, 20 se van en subsidio a becas de transporte, más de ocho millones de pesos se van en becas, aproximadamente y para emprendimiento se destinan 10 millones de pesos. 

El rezago educativo

La poca preparación académica de los jóvenes es uno de los factores que obliga a la informalidad. De acuerdo al Instituto Mexicano de la Juventud, existen cinco millones de personas entre 15 y 29 años de edad que no cuentan con educación básica. Un total de 2.5 no sabe leer ni escribir y el resto no ha terminado primaria o secundaria.

El director general del Instituto Mexicano de la Juventud, José Manuel Romero Coello, explicó que con el programa México Alfabetizado, que inició en 2014,  jóvenes instruyen a otros para que logren el aprendizaje de educación básica.

Sin embargo, un estudio de la OCDE afirma que cerca del 15 por ciento de los jóvenes entre 15 y 29 años de edad no cuenta con un empleo, pero tampoco tienen preparación académica, lo que implicaría que los jóvenes no tengan una oportunidad laboral.