Se enfrentan Barza y Santos en Mundial de Clubes

MÉXICO DF.- En duelo que se esperaba desde que se confirmó la presencia de los equipos participantes en el Mundial de Clubes 2011, Barcelona y Santos de Brasil buscarán este domingo con sus respectivas estrellas Lionel Messi y Neymar, el título para consagrarse como el mejor conjunto del planeta.

Un choque de estrellas se verá en la cancha del Estadio Internacional de Yokohama entre el club español, monarca de la Champions League y el brasileño, campeón de la Copa Santander Libertadores.

En punto de las 19:30 tiempo local (4:30 tiempo de México) se pondrá a rodar el esférico en la final de la octava edición del Mundial de Clubes.

Barcelona buscará ser el primer equipo en ganar el certamen en dos ocasiones, antes se coronó en Emiratos Árabes Unidos 2009 tras doblegar a Estudiantes de Argentina.

La lógica se mantuvo en las semifinales, para que Barcelona y Santos sellaran su pase al último partido tras imponerse al Al Sadd catarí (4-0) y el Kashiwa Reysol japonés (3-1).

El Barça, que sufrió un duro golpe en su primer partido en Japón con la fractura de tibia de su atacante David Villa, aspirará a su segundo título mundial, tras el conseguido en 2009 ante el Estudiantes de La Plata argentino.

Levantar el título en Yokohama permitiría a los de Josep Guardiola cerrar un año de nuevo inolvidable, donde ya ha conquistado cuatro títulos oficiales, la Liga de Campeones europea, la Liga española y las Supercopas nacional y continental.

Para el Santos, el partido supone una ocasión histórica de terminar con cincuenta años de sequía, ya que en 1962 y 1963 fue el rey del mundo con Pelé en sus finales, con sendos dobletes en las Copas Libertadores e Intercontinentales de esos años.

“El Santos es un equipo histórico. Pelé lo hizo grande en su día. Actualmente tiene una muy buena generación y ante todo hay que tener en cuenta que son brasileños, lo que quiere decir que son competitivos”, avisó Guardiola.

El equipo brasileño, con la generación de Neymar y Paulo Henrique Ganso ya consiguió el tercer título de la Libertadores y ahora está ante una ocasión inmejorable de emular al Santos del pasado.

En caso de triunfo del Peixe, Brasil reforzaría su dominio en el palmarés del Mundial de Clubes, donde se apuntó las tres primeras ediciones, con el Corinthians en 2000, el Sao Paulo en 2005 y el Inter de Porto Alegre en 2006.

Guardiola dio descanso a varios titulares en la Semifinal, entre ellos Xavi y Dani Alves, que sí estarían en la Final, sumándose a Messi, Andrés Iniesta y el resto de estrellas del plantel catalán.

En el Santos, la dupla arriba estará en principio compuesta por Neymar y Borges, que marcaron en el partido frente al Kashiwa, y con Ganso como 10 clásico organizador.

“La gente conoce la realidad. El Barcelona es el mejor del mundo. Y las ligas europeas son mejores que las nuestras (las sudamericanas). Ellos son los favoritos”, declaró el entrenador santista, Muricy Ramalho.

A considerar

 El equipo español tendrá enfrente a un club brasileño, nacionalidad que se le complica pues en 2006 cayó en la final contra Internacional de Porto Alegre en tanto que en la extinta Copa Intercontinental perdió en 1992 frente a Sao Paulo.

 Santos espera ganar por primera ocasión el Mundial de Clubes en este que es su debut a la espera de regresar a los primeros planos en el orbe futbolístico, algo que no logra desde los años 1962 y 1963, cuando tenía a Edson Arantes do Nascimento, Pelé, en sus filas.

 Barcelona, dirigido por Josep Guardiola y catalogado el mejor club del planeta en los últimos años, se medirá al Santos el mejor club del Continente Americano, comandado por Muricy Ramalho.

 En el terreno de juego se dejarán ver figuras como el mejor futbolista del mundo, el argentino Lionel Messi, por el Barça y Neymar da Silva, del Peixe.

 Teniendo en cuenta todas las ediciones disputadas de la extinta Copa Intercontinental y las siete anteriores del Mundial de Clubes, ambos continentes permanecen igualados a 25 títulos, con lo que el partido de Japón servirá para desnivelar la balanza en uno u otro sentido.

(Información tomada de La Crónica Hoy)