San Diego aprueba reforma migratoria

Por Tatiana Martínez /Corresponsal

SAN DIEGO.- En un hecho sin precedentes, los ocho miembros del cabildo de San Diego –el distrito 4 sigue sin representante-, votaron a favor de una resolución que demanda al Congreso federal una reforma migratoria.

El escrito que va avalado por todos los representantes de San Diego, se enviara a Washington para solicitar de manera firme una reforma migratoria que sea bipartidista , razonable y comprensiva; la cual debe presentar avances de manera inmediata.

Argumentando que el tema es prioritario para San Diego y para la nación, la resolución reconoce que el sistema de inmigración actual no funciona, por lo que será necesario hacer cambios drásticos que permitan facilitar la obtención de la ciudadanía a 11 millones de inmigrantes que ya viven, estudian y trabajan en este país sin la documentación oficial.

“Como ciudad fronteriza con una población diversa de inmigrantes es imperativo que San Diego valore el tema de la reforma migratoria y ofrezca soluciones de sentido común para trabajar con nuestros residentes, comunidades, negocios, y lo más importante es que promueva el camino para la ciudadanía”, declaro el regidor David Álvarez, representante del distrito 8, quien ha sido el promotor de este dialogo interno en la ciudad.

Aunque San Diego cuenta actualmente con un cabildo dividido políticamente, -los distritos 2,5 ,6 y 7 son republicanos, 1,3, 8 y 9 son demócratas-, y cada grupo político avala una reforma migratoria ligeramente distinta, los regidores lograron ponerse de acuerdo para crear un frente común  que solicita al congreso y al presidente Barack Obama una solución al tema migratorio.

“Estoy complacido de lograr un consenso con mis colegas demócratas, por lo que enviaremos un solo documento. Esta votación demuestra que San Diego está dando el ejemplo  de cómo buscar  las soluciones positivas que queremos ver en Washington, D.C.”, explico el regidor Kevin Faulconer, quien desde la perspectiva republicana busca una solución que de legalidad a los indocumentados que llegaron a los Estados Unidos siendo menores de edad.

SAN DIEGO ESCRIBIÓ LA HISTORIA

La resolución asegura que el cabildo de San Diego apoya el trabajo de los congresistas para crear una reforma migratoria que sea razonable bipartidista y compresiva, y sugiere que incluya los siguientes elementos: Inversión federal para los puertos fronterizos que les permita tener suficiente personal, mas infraestructura y nueva tecnología; facilitar la obtención de la ciudadanía para 11 millones de indocumentados que viven en el país, los cuales ingresaron al país sin los documentos apropiados siendo menores de edad, y han crecido y obtenido su educación en esta nación; así como una reforma al sistema de obtención de visados, el cual resulta complicado para muchos individuos que quieren ingresar legalmente al país.

“Gracias a todos por su apoyo, hoy escribimos la historia” reconoció Christian Ramírez, Director de derechos humanos del Grupo Alliance de San Diego, uno de los activistas sociales más activos a favor del tema migratorio.

Después de trabajar de cerca con el regidor David Álvarez y otros líderes latinos para que la ciudad de San Diego tomara una postura oficial frente al tema migratorio, se mostro complacido de la unificación de fuerzas que lograron vencer sus tendencias políticas, lo que  inyecta más energía a los esfuerzos emprendidos esta semana a favor de la reforma.

El grupo denominado “Organizing for Action” que  lleva a cabo manifestaciones en todo el país para presionar a los miembros del congreso a que asuman una postura a favor del tema migratorio, llevo a cabo una movilización el martes frente a las oficinas federales de San Diego.

También el grupo denominado “San Diego Inmigrant Youth Collective” organizo una manifestación en las oficinas de la senadora Dianne Feinstein solicitándole políticas migratorias más humanas y su apoyo a la reforma migratoria.

Las demostraciones públicas de las organizaciones de derechos humanos de San Diego serán intensas durante toda la semana, para dejar en claro a Washington que el tema de la reforma es prioritario para esta región fronteriza.