Salvaguardar la paz, con todo y estrés Parte 2

Por Juan José Alonso Llera

“Lo que de verdad necesitamos es un cambio radical en nuestra actitud hacia la vida”. Viktor Frankl

Como recordarán la semana pasada, empecé a compartirles algunas ideas de mi amiga la psiquiatra Marian Rojas Estapé y me quedé a medias. Hoy concluyo este artículo que espero les sirva para sortear tantas desventuras de este gobierno que parece no dar una.

 

Les confieso que recibí un jalón de orejas de mi amiga Blanca Ackerman, aconsejándome que tenía más yo en mi interior que compartirles y que no dejara estas líneas simplemente por encimita, ya que si uno decide entrarle a estos temas, debe ser de manera seria, profunda y muy natural; así que hay les vas esta segunda parte en una mezcla de todo lo anterior. Seguimos recuperando la paz interior.

6. Evita a las personas tóxicas. Las que tienen la capacidad de liberar toda nuestra energía negativa y vaciarnos de motivación e ilusión (Les confieso que tengo una larga lista que me gustaría meterlos a todos en una licuadora y ver qué mezcla sale de ahí). Estas personas son profesionales y expertos en quitar la paz. Si no es posible evitarlas, aprende a usar un impermeable para que te afecte lo menos posible su presencia. Y más si ocupan un gran volumen en el espacio.

7. Aprende a expresar emociones. Trabaja la inteligencia emocional. Por muy inteligente que sea uno, llega más lejos quien sabe gestionar bien sus emociones, buscando empatizar. Aprende a ponerte en el lugar del otro para entender mejor su conducta y reacciones ante la vida. Que sea genuina y auténtica tu preocupación por el bienestar del otro.

8. Disfruta de la comida sana. Conocer nuestro organismo nos ayuda a saber cuáles son los alimentos pesados que nos engordan o nos afectan. Es mejor comer poco y a menudo que darse atracones tres veces al día, recuerda que somos lo que comemos, no se trata de ponerte a dieta, se trata de aprender a comer bien y sano todos los días.

 

9. Recupera el buen dormir. Descubre qué necesita tu organismo para descansar de manera placentera y profunda. El insomnio se encuentra presente en la mayor parte de los trastornos psiquiátricos. Si las preocupaciones, obsesiones, trabajo nos afectan o quitan horas de sueño, aprende a desconectar y no quites horas al descanso diario.

10. Si nada funciona: cambia. Hay dos maneras de gestionar los momentos difíciles: cambiando los problemas (y solucionándolos) o cambiando la manera de verlos. La felicidad no es lo que nos pasa, sino como interpretamos lo que nos pasa. Cada uno elegimos el filtro con el que contemplar la realidad.

 

PD. Quiero reconocer públicamente la labor de TEDx Monumento 258, son un ejemplo de cómo eliminar las barreras mentales para resolver problemas binacionales, aunque para algunos existan límites físicos que dividen la Tercera Nación, para los nuevos ciudadanos del mundo eso no es un impedimento para mejorar la vida entre Tijuana y San Diego, definitivamente tenemos más en común con los del norte que con los del sur, esto no es ni más ni menos, simplemente es lo que hay, y con eso tenemos que lograr vivir mejor.

 

*Profesor de posgrado de CETYS universidad e IPADE Business School, jjalonso@hotmail.com