Ruta Centro: Los debates y Kiko

Por Moisés Márquez*

El panista Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid tuvo que esperar varios años para que su partido le diera la oportunidad de ser candidato a la gubernatura, lo intentó en el 2001 pero le ganó Eugenio Elorduy y en el 2007 lo volvió a intentar pero se le atravesó Guadalupe Osuna Millán, por lo que la tercera fue la vencida, y ahora por fin está cumpliendo su sueño de ser candidato.

Por ello, llama la atención de que a pesar de tantos años de “corretear la liebre” y alcanzarla, hoy esté dando muestras de asustadizo y quiera evitar a como de lugar enfrentarse en un debate a su principal contendiente Fernando Castro Trenti, del PRI, cuando la lógica debería ser estar buscando debatir para confrontar propuestas y comparar perfiles y trayectorias.

Está comprobado que los debates en las campañas políticas son una magnífica oportunidad para sumar adeptos o perderlos, según sea el caso, y por lo visto la visión de Kiko y su asesores fue que estarían en el segundo supuesto, es decir se vieron perdiendo los debates y optaron por replegarse y anunciar que sólo acudirían a dos encuentros de ese tipo, el oficial que organiza la autoridad electoral y el tradicional de la Coparmex, éste último con la esperanza de lograr un escenario y formato a modo.

La razón del miedo de Kiko, -o de la gente que los asesora-, es muy sencilla: Quieren evitar lo más posible exponer al candidato a las ya famosos “kicadas”, y que al otro día se mofen de él en las redes sociales, sabedores de que será muy probable, pero muuuyyy probable -al grado de que podrían apostar-, de que Kiko de que la riega la riega, aunque lo entrenen por días.

Ya la midieron bien en el equipo del panista, y es que si en el proceso interno del PAN le fue como en feria con eso de las kikadas, es de imaginarse lo que pasará en la externa frente a un candidato que da “mello”, y no precisamente por su apodo, si no porque se trata de un personaje que cuenta con más recursos oratorios y mejores aptitudes histriónicas y este sí, es decir Castro Trenti, se ha estado preparando por meses esperando ese momento de enfrentarse con su contrincante en un debate.

¿Mala o buena estrategia esa de sacarle a los debates?, ya se verá más adelante.

 

La agenda del Gober

El gobernador José Guadalupe Osuna Millán, arrancó el miércoles una agenda de entrevistas en medios radiofónicos . El mandatario estatal dijo que esas entrevistas no se inscriben en las prohibiciones de ley para la veda electoral, porque la legislación se refiere a espacios pagados como publicidad, promoción de las acciones de gobierno o distracción de recursos para la promoción de funcionarios.

Hasta ahí, mayor corrección imposible. Ahora está el punto de la prudencia.  ¿Qué necesidad tiene el gobernador de exponerse al metralleo de la campaña electoral, cuando de lo que se trata es de proveer equilibrio y serenidad al proceso de renovación de poderes?

A menos que los números de su candidato a la gubernatura no sean buenos, eso sólo explicaría pero no justificaría el activismo mediático del mandatario. Aunque no sea pagado con factura.

Obvio, dicen algunos, la intención del Gober podría ser echarle una manita a Kiko, con quien por cierto ya se reunió para la foto, pues en encuestas que han mandado hacer los propios panista el candidato a la gubernatura por la Alianza Unidos por Baja California, anda bajó y no logra prender el entusiasmo de la ciudadanía.

 

Nuevo coordinador de la APBC

El miércoles en el hotel Marriot de Tijuana, la ex diputada local Lucy Ocaña entregó los bártulos como coordinadora de la Agrupación Política de Bajá California (APBC), filial del PRI.

En lugar de Lucy, le entró al quite el licenciado Alberto Carrillo Escalante.

 

Conferencia de Blásquez

El ex periodista y hoy senador de la república por el PT, Marco Antonio Blásquez Salinas, se envolvió en la bandera de la raza talachera de los medios de comunicación para disertar la conferencia "la libertad de expresión en riesgo", en un acto organizado por alumnos de la escuela de derecho del Cetys Universidad que lució lleno para escuchar al legislador.

 

*El autor es Editor General de El Informador de BC y la Revista Infobaja.

Comentarios y sugerencias: mmarquez@elinformadordebc.info