Ron DeSantis retira candidatura presidencial

Ron DeSantis, político estadounidense y actual gobernador del estado de Florida. Fotografía: GettyImages

Redacción/Infobaja

Estados Unidos.- Ron DeSantis, una vez considerado como uno de los principales aspirantes republicanos para la nominación presidencial en 2024, ha anunciado su retirada de la carrera antes de las primarias, destacando el fuerte control que Donald Trump sigue manteniendo sobre el Partido Republicano.

DeSantis, de 45 años y gobernador de Florida, expresó su apoyo a Trump a través de un video en la red social X. A pesar de haber liderado encuestas frente a Trump a principios de 2023, su apoyo ha disminuido en los últimos meses debido a una estrategia de campaña cuestionable y una aparente relación incómoda con los votantes.

La ex embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, ahora se presenta como la última republicana con posibilidades, aunque lejanas, de desafiar la nominación de Trump. La contienda republicana final determinará quién se enfrentará al presidente Joe Biden, probable candidato demócrata, en las elecciones generales de noviembre.

A pesar de sus esfuerzos por atraer a los votantes que admiraban a Trump y a aquellos que buscaban una alternativa, DeSantis no logró articular de manera efectiva por qué era una mejor opción. Su posición más conservadora en cuestiones como la prohibición del aborto de seis semanas en Florida y la oposición a la ayuda militar adicional a Ucrania no fue suficiente para consolidar su base de apoyo.

Los problemas de DeSantis se agravaron por una estrategia de campaña defectuosa, incluidos errores en redes sociales y una alta rotación de personal. A pesar de contar con el respaldo inicial de importantes donantes, algunos se retiraron en el verano boreal debido a la postura intransigente del gobernador sobre el aborto.

El fuerte control de Trump sobre la base del partido, con más del 70% de los republicanos teniendo una opinión favorable de él, dejó a DeSantis en una posición complicada. Su retirada significa que Nikki Haley es ahora la única competidora republicana en carrera, aunque enfrenta desafíos considerables.

La retirada de Ron DeSantis deja a Nikki Haley como la última contendiente republicana en una carrera presidencial que sigue siendo altamente influenciada por la figura del expresidente.