Rodrigo Valle hace realidad sus sueños

Fotografías: Roberto Córdova-Leyva 

Tijuana.- La frase ‘Un solo sueño, un solo equipo con pasión’ va más allá de ser el lema de Grupo Tersa. Es también la filosofía de vida y trabajo de su presidente y fundador, Rodrigo Valle Hernández.

“Yo soy muy soñador. Y sigo soñando”, indicó el empresario, quien añadió que cuentan con una gerencia de sueños, programa voluntario en el que guían a sus empleados para que alcancen sus sueños, sea comprar una casa, salir de vacaciones o iniciar una familia.

“El sueño es único. No lo podemos heredar, no lo puedes transferir, ni lo puedes recibir de nadie. Y no cuesta soñar”.

En el caso de Valle Hernández, lo ha llevado a salir de periodos de incertidumbre, desde la misma apertura de su primera tienda -que se dio justo en el momento de la peor devaluación en la historia moderna de México- hasta su propia lucha y victoria contra el cáncer que le afectaba.

Valle Hernández y Grupo Tersa, conocidos como líderes en el ramo de la venta y reparación de llantas, con decenas de tiendas a lo largo de ocho estados de la República, han crecido no sólo en número y ganancias, sino también en diversificación, con empresas dedicadas a áreas tan diversas como la inmobiliaria y el cultivo de abulón.

En el proceso se han hecho merecedores de todo tipo de reconocimientos y condecoraciones. En 2014 fue nombrado “Llantero del Año” por la Asociación Nacional de Distribuidores de Llantas. Este año recibió el premio “Endeavor”, por su trayectoria empresarial, a la vez que en diversas ocasiones Grupo Tersa ha sido distinguido entre “Las mejores empresas mexicanas” y como “Great Place To Work/Las mejores empresas para trabajar” en México.

Múltiples placas, distinciones y agradecimientos pueden verse a la entrada de las oficinas centrales de Grupo Tersa y no tanto en las paredes de la oficina del presidente ejecutivo. “Los reconocimientos son de todos, no son míos”, señaló, “y la idea es no tenerlos escondidos, lo que queremos es que los vea nuestro mismo personal, que ha sido parte de todo”.

Alcanzar estos reconocimientos es una muestra de la tenacidad, creatividad y audacia que han mostrado a lo largo de casi tres décadas y media.

Prueba de fuego

 

Tras sus estudios universitarios en Cetys, campus Mexicali, Rodrigo Valle Hernández vino a Tijuana a probar suerte. “Mi padre era socio de las agencias Chrysler en aquel entonces; se vendieron, razón por la cual yo me independicé y me fui por mi lado”, recordó.

A los 28 años se preparaba para abrir lo que sería su primer negocio en forma independiente, una tienda de llantas Uniroyal en el bulevar Salinas de Tijuana.

Era el verano de 1982, un episodio difícil para la economía mexicana. Exactamente un año antes, el presidente José López Portillo había jurado “defender el peso como un perro”, pero en 1982 la moneda mexicana se desplomó de alrededor de 25 pesos por dólar hasta los 100 por uno.

El golpe más fuerte llegó justo en los días de la apertura.

“Cuando yo empiezo me agarra la devaluación del 5 de agosto del 82 y ese mismo día nace mi hija, mi primera”, señaló Valle. “Le digo a Denisse mi hija ‘La devaluada’, porque ese día íbamos a inaugurar precisamente Uniroyal. Por dos causas no inauguramos: una, que el director general que iba a venir a cortar el listón de Uniroyal canceló precisamente por la devaluación, y también porque mi esposa estaba en el hospital teniendo a mi hija Denisse”.

La tienda era parte de la economía dolarizada de la frontera norte, empezando por la renta en dólares. “Ya teníamos como cinco, seis meses pagando renta y además todo el equipo estaba financiado en dólares y el producto también, desde las llantas que debíamos, la maquinaria y el equipo era en dólares”.

Al joven empresario le resultaba menos costoso absorber las rentas pagadas, regresar las llantas y vender el equipo, pero al final de cuentas decidió “rajarse” trabajando que “rajarse” como empresario y optó por abrir la llantera días después.

Para ello no sólo operaban el equipo más moderno en la ciudad -“fuimos la primera alineadora electrónica en México”, aseguró Valle Hernández- sino que también se enfocaron en un consumidor que otros negocios de su ramo ignoraban: las mujeres.

Contrataron personal femenino, se aseguraron de que el establecimiento fuera amigable para las mujeres e hicieron promoción en lugares frecuentados por señoras. Todo eso, señaló Rodrigo Valle, marcó una gran diferencia.

Todo momento difícil suele presentar una oportunidad. Rodrigo Valle aprovechó la ventaja en precio que la devaluación brindó al producto nacional, pues al automovilista fronterizo le resultaba mucho más económico comprar sus llantas en Uniroyal que adquirir mercancía similar al otro lado de la frontera.

Las ventas en Uniroyal incrementaron cuando el consumidor fronterizo se convenció de que el producto nacional tenía buena calidad. No obstante, tuvieron que lidiar con un problema de surtido, además de que en los autos fronterizos se manejaban medidas que circulaban por acá”, indicó. “En algunos casos se cambiaron rines porque era más barato comprar el rin y meterle una medida nacional”.

En 1991 entra a México Michelin, propietaria de Uniroyal y BFGoodrich, lo que permite a la empresa de Rodrigo Valle distribuir productos de la fabricante de llantas francesa. “Michelin nos da una magnífica y enorme oportunidad, porque Uniroyal no hacía llantas de camión, para empezar, y no contaba con toda la gama de productos que tenía Michelin”, señaló. “Con Michelin abrimos lo que fue Ensenada, Rosarito y luego nos fuimos a Otay. Después, ya rápido, lo que fue la tienda de La Mesa y también nos metimos a Baja California Sur, en La Paz. Entonces, en menos de cuatro años nos fuimos a otros estados y empezamos a abrir como cinco, seis tiendas.

Fue el inicio de Grupo Tersa y de lo que Valle Hernández llama “La mancha Tersa”, una expansión paso a paso por el Pacífico que ya llegó a ocho estados, desde Baja California hasta Colima, e incluye decenas de tiendas y cientos de empleados.

Diversificación, parte del éxito

 

Aunque a Grupo Tersa se le asocia principalmente con el ramo hulero, en realidad se han diversificado hasta entrar en otros giros.

Entraron primero a la industria restaurantera con la apertura de La Salsa en San Diego, establecimientos que vendieron hace un lustro al llegar una oportunidad favorable. Por ese tiempo probaron suerte con una compañía de abulón cultivado, prueba difícil en los primeros años, pero que ahora les ha brindado grandes frutos.

Valle Hernández regresó a la industria automotriz tras adquirir la distribución de MG Rover en Tijuana, Mexicali y Hermosillo. Las ventas iban bien, aseguró el empresario, pero cuando la compañía británico cerró su planta, Valle y su grupo buscaron por otro lado. Tras probar por un tiempo con Audi, finalmente se fueron con la francesa Renault, la cual les ha traído buenas ventas en sus cinco puntos de venta en Baja California y Sonora. “Somos los número uno de distribuidores en México de Renault”, explicó Valle.

Grupo Tersa también ha entrado en la industria inmobiliaria, con la construcción de plazas comerciales y la venta de condominios.

“Nosotros nos hemos diversificado por no tener todos los huevos en una sola canasta”, dijo el presidente de Grupo Tersa y agregó que esto y el hecho de haber salido a otros lugares de México les ha ayudado a mantenerse en momentos críticos.

Parte del éxito se debe también a la capacitación de personal, incluyendo su programa “Ejecutivos en desarrollo”, en el que cinco personas inician una preparación de 18 meses en cada uno de los puestos. Quienes pueden con todo el proceso, se gradúan y de inmediato inician otros cinco desde el principio.

“Son gentes de campo, de ‘retail’, que van a estar en las tiendas”, indicó Valle Hernández. “Es ir desarrollando a los ‘millenials’ para que sean los gerentes del futuro”.

Gerentes y directivos que, además de capacidad empresarial tengan también responsabilidad social. Es por ello hay gente dentro de la empresa que también participa en las actividades de Valle BIBB Fundación, el brazo de apoyo comunitario de Grupo Tersa.

La fundación apoya principalmente tres áreas: educación, género y salud. Lo hacen a través de eventos de recaudación, como torneos de golf, conciertos, cenas y conferencias (en noviembre contemplan tener en Tijuana al empresario mexicano Antonio Valle Ruiz y Juan Pablo del Valle, de Grupo Mexichem).

Entre los principales beneficiarios de Valle BIBB Fundación se encuentran Cetys Universidad, el Centro de Ayuda a la Mujer, Promotora de las Bellas Artes y Fundación Castro-Limón.

Esta última causa tiene un especial significado para Rodrigo Valle. “Me entro cáncer hace seis años aproximadamente y gracias a Dios, por tener seguro de gastos médicos, sobresalí”, señaló. “Sí hay solución para el cáncer y yo soy prueba. Entonces, pues nuestros chamaquitos, con más razón tenemos y debemos de salvarlos”.

Un momento tan difícil como es el cáncer cerebral, del que dice que también salió adelante con el apoyo de su esposa y de su familia, le hizo ver las cosas desde otra perspectiva. “Me hizo valorar cosas diferentes”, dijo. “Algunos me dicen que he cambiado, pero no he cambiado, soy el mismo (ríe). ¡Me he transformado, que es otra cosa!”.

El nombre – Lo extenso de la razón social de la empresa, Tecnicentro Royal, S.A., dio origen al nombre del corporativo. “Está muy largo el nombre, entonces (en Michelin México) nos pusieron ‘Tersa’: ‘Te’ de Tecnicentro, ‘R’ de Royal y S.A. de Sociedad Anónima. Nos decían ‘Los Tersa’ y al rato nos dijeron Grupo Tersa, por (la cantidad) de tiendas”, relató Rodrigo Valle. “Fue curioso el bautizo”. 

 

Tienen su marca de llanta – Uno de sus productos más populares es su propia marca Tersa, cuyo lanzamiento fue después de un largo periodo de estudio. “Duró como año y medio, entre los proveedores, el diseño, el nombre, pruebas, todo eso. Entonces cuando nos aventamos ya estábamos comprometidos”, dijo.

Planeación a largo plazo – A partir de 2010 comenzaron a planear el negocio por 10 años, ahora dividido en dos lustros. “¿Por qué cinco años? Porque modificamos y actualizamos”, indicó. “Y con mucha satisfacción nos quedamos cortos con la planeación. Lo que vamos ahorita con ’16, ¡más cortos nos quedamos! Hemos subido el ‘business plan’ que hicimos del ’15 al ’20, por lo que estamos viendo que sí se está dando”.

 

Grupo Tersa

 

  • Tersa Llantas
  • Renovadora de Llantas
  • Autos Renault
  • Inmuebles Tersa
  • Abulones Cultivados
  • Valle Bibb Fundación A.C.
  • Peugeot (próximamente)

 

 

 

 

 

 

 

Tiendas en 8 estados

 

 

  • Baja California
  • Baja California Sur
  • Sonora
  • Sinaloa
  • Nayarit
  • Jalisco
  • Zacatecas
  • Colima