Rivers sigue siendo Rivers

Por Dante Lazcano

Hay fines de semana realmente de ensueño para quienes de alguna manera seguimos el fútbol americano.

Primero para la NFL el fin de semana de navidad fue de esos que quisieran ocurrieran siempre ya que de siete días de la semana en cuatro hubo partidos principalmente por televisión abierta aunque también se incluyeron cotejos en la plataforma Prime video.

De manera personal vimos ganar por tercer fin de semana consecutivo a mis Chargers, ya estoy a un triunfo de que se cumpla mi vaticinio de 7-9, pero como cereza en el pastel, Philip Rivers como pasador de los Indianapolis Colts volvió a darme la razón de por qué nunca será un clutch player.

Si bien es cierto que Rivers en 15 años de titular ha orquestado 36 regresos de último cuarto para ganar cotejos, verdadero también es que cuando su nuevo equipo lo necesitó se quedó corto.

El primer medio y la primera serie del tercer cuarto ante Steelers fueron impresionantes ya que Rivers llegó a tener adelante a su equipo 24-7, y aunque lo capturaron dos veces, el control fue total, pasando, corriendo y defendiendo.

Pero le pusieron a dos jugadores más presionándolo en la segunda mitad y sucedió lo que le conocimos durante 14 años en Chargers: no pudo guiar a los Colts a una última serie con la que hubiera dado la vuelta y de paso haber amarrado su boleto a la postemporada.

Durante los segundos 30 minutos Rivers apenas fue capaz de convertir una tercer oportunidad, reclamó, fiel a su costumbre, castigos inexistentes aunque eso sí, completó 22 de 35 intentos de pase para 270 yardas y un touchdown.

Rivers tuvo una última oportunidad de haberle dado la vuelta al marcador pero en la última serie ofensiva registró cinco pases incompletos, se salvó de una intercepción porque hubo un castigo y de esa forma demostrar que Rivers será siempre Rivers, pero eso sí, con números con los que de nuevo cobrará todo el valor de su contrato y conste que no hablamos que cuenta con la mejor línea ofensiva de la liga.

Mis picks

Después de cinco semanas seguidas sumando doble dígito, la semana anterior terminé con 12-4 para un total de 163-76, vamos con la última jornada de predicciones la cual definirá la postemporada y sus partidos bajo este nuevo formato de 14 invitados.

Así las cosas voy con Bucaneers, Bills, Ravens, Steelers, Cowboys, Vikings, Patriots, Packers, Raiders, Titans, Rams, Saints, Seahawks, Colts y Washington.

De mis Chargers podríamos ver que el equipo cerraría con 4 triunfos consecutivos para de esa forma validar mi pronóstico de 7-9 y esta posibilidad crece porque el equipo rojo ya anunció que jugará con suplentes pues tiene la garantía de ser el sembrado número 1 y además cuenta con la mejor marca de la liga.

Al margen que se jugará en el Arrowhead, los del rayo no sólo tendrían posibilidad de hacer decorosa su foja sino que en la división, cuando nadie lo pensaba, podrían terminar con 3-3, una cifra que nadie hubiéramos imaginado, pero principalmente porque están jugando mejor y como irán ante un cuadro de suplentes la posibilidad es grande.

Mis dos centavos

Ahora o nunca, feliz año nuevo.