Riña pudo provocar motín en Cereso

CHIHUAHUA.- La Fiscalía General del Estado de Chihuahua sigue como línea principal de investigación un enfrentamiento entre grupos rivales como causa de la muerte de 17 personas en el Centro de Readaptación Social para Adultos de Ciudad Juárez, el pasado 25 de julio.

Sin embargo, esa autoridad no descarta la hipótesis de un posible intento de fuga, ya que varios internos fueron sorprendidos en los túneles que conducen a las instalaciones de Ciudad Judicial.
 
Esa fiscalía ha realizada hasta ahora pruebas de rodizonato de sodio a 400 internos del penal, a fin de determinar quienes accionaron algún tipo de arma de fuego.
 
En el lugar de los hechos fueron asegurados 729 elementos balísticos de calibres .223, 9, .38 y 12 milímetros, que también podrían determinar la identidad de quienes detonaron las seis armas, entre ellas un AR-15, mediante análisis periciales en el laboratorio de balística forense.
 
La Fiscalía General del Estado de Chihuahua informó que se analizan videos de las cámaras de seguridad del penal y las bitácoras donde se registraron las entradas y salidas al mismo.
 
Se han tomado declaraciones a 42 custodios y 116 internos como parte de la investigación.
 
Las autoridades detectaron la presencia de cuatro mujeres menores de edad en una fiesta que se realizó al interior del centro penitenciario, en la cual se presume participaron 40 reclusos. Se espera determinar la manera en que ingresaron las menores.
 
Hasta ahora han sido entregados a familiares 11 de los 17 cuerpos, mientras el Servicio Médico Forense continúa con las necropsias de ley para establecer la causa “real” de los decesos.
 
(Información tomada de Milenio)