En riesgo la industria de Tijuana

Marcello Hinojosa, presidente de Canacintra, compara recibos de CFE. Fotografía: Roberto Córdova-Leyva

Por Korina Sánchez S.

Las tarifas eléctricas para el sector industrial de Baja California se duplicaron en el inicio de 2018, y no para el resto de la República mexicana, por decisión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), afirmó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) en Tijuana, Marcello Hinojosa Jiménez.

Representantes de varias industrias, dijo, han acudido a la Cámara en busca de apoyo para que funja como mediadora ante las autoridades federales y se regulen las tarifas de electricidad.

En el primer recibo de enero del presente año, detalló el líder industrial, las empresas registran un aumento del “200 y 300 por ciento” y por el momento, no pueden ser liquidadas por los empresarios.

Ejemplificó con un recibo de cobro emitido por la CFE, que la empresa “X” paga normalmente 600 mil pesos por el servicio de electricidad, mientras que en el recibo correspondiente a enero, la cantidad ascendió a un millón 200 mil pesos, es decir, el doble.

“Canacintra emplaza a la CFE para que de manera conjunta la Cámara analice los esquemas de emergencia que impidan el cierre de empresas por el corte inminente de la electricidad, estableciendo en un plazo inmediato un convenio que permitan seguir operando”, dijo Hinojosa Jiménez.

Explicó que lo preocupante para los socios de la Canacintra es que no tienen el recurso para pagar el monto establecido en el recibo emitido por la CFE. Ya se buscan soluciones e incluso se contempla acudir al recurso jurídico, como el amparo.

“Entonces hay un cierre inmediato que se pudiera dar de las empresas”, señaló. “Estamos buscando que CFE nos pueda atender para ver si hay facilidades para este primer recibo, mientras definimos la estrategia que se va a llevar”.

Al no ser Tijuana parte de la red nacional de electricidad, las tarifas se han aumentado, precisó Hinojosa Jiménez, sin embargo, la modificación de esa situación (que se da por cuestión de infraestructura, al estar la ciudad más cerca de Estados Unidos) está en manos del gobierno federal.

“Parte por lo cual dicen que afecta más a nuestra zona, de las 17 zonas que está distribuido el país, es que la zona de Baja California no está interconectada con el resto de la República, pero ese no es problema nuestro. No es justificante para que nos lleguen con estos aumentos”.

El subsidio del servicio de la electricidad es uno de los cinco pagos principales en las industrias, afirmó el presidente de la Asociación de Industriales de la Mesa de Otay (AIMO), Salvador Díaz González.

“Sí es un golpe importante. Hicimos un presupuesto el año anterior, esto modifica mucho la estrategia y hacia dónde vamos a ir en 2018”.

Consideró que aunado al incremento de la gasolina, la inflación que se registra al inicio de 2018 y las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), harían de Baja California un estado menos competitivo para la atracción de inversiones extranjeras.

“Estamos muy preocupados por este incremento que es muy fuerte”, dijo Díaz González. “Somos la zona del país donde más se fue el incremento. No estamos diciendo que vamos a dejar de pagar nuestro consumo, al contrario. Está muy preocupada la industria”.

Los costos que estableció la CFE para la entidad impactan directamente en la industria y ya existen complicaciones, sostuvo el presidente de la Asociación de la Industria Maquiladora y Exportación (Index) en Tijuana, Luis Manuel Hernández Gonzalez.

“Nosotros estamos invitando a CFE para que nos den un plan para atacar esto. Al final CFE necesita ese dinero, lo entendemos, pero al abrirse el mercado ellos tienen que ser un poquito más cautelosos en cómo y dónde vamos a decidir nosotros como usuarios a donde se va ese dinero”.

La exigencia del sector industrial, puntualizó, es que se establezca una fecha para frenar el alza de tarifas, que se da sólo en el estado, a diferencia del resto de México (al no pertenecer a la red nacional de electricidad, sino a Estados Unidos).

En Baja California hay 600 industrias, que generan 300 mil empleos directos y 1 millón de indirectos.

También de interés: Precoupa a industriales efectos negativos de incremento a electricidad