Rickettsia amenaza a Tijuana

La llegada de temperaturas arriba de los 36 grados centígrados para la primavera y el verano próximos en Tijuana representará un riesgo para la propagación de la rickettsia, una enfermedad que puede causar la muerte en los humanos y que tiene en alerta al sector salud.

Las garrapatas son el peligro porque portan y transmiten la bacteria al chupar la sangre de un animal para reproducirse. Por lo regular lo hacen en los perros, pero pueden suceder con los gatos o los humanos.

El médico veterinario zootecnista Marco Antonio Tapia Miranda, jefe del Departamento de Control Animal de Tijuana, explicó que durante el año 2013 realizaron pruebas a las garrapatas de los perros que fueron recogidos por la perrera municipal y el 80% de las muestras resultaron positivas  a la rickettsia.

El doctor Rigoberto Isarraraz Hernández, director de Servicios de Salud de la Secretaría de Salud del estado, explicó que las garrapatas existen en toda la entidad por lo que el riesgo es para todos los municipios.

Explicó ellos hicieron pruebas a garrapatas de colonias de todo Baja California. En el caso de Tijuana de 20 muestras (con 10 garrapatas cada una) resultaron positivas 19 y fue similar en el resto de los municipios con excepción de Ensenada donde fueron 17 muestras positivas.

El peligro

La Rhipicephalus sanguinius (nombre científico de la garrapata) puede portar en su sangre dos tipos de bacterias: Rickettsia rickettsii, Rickettsia ehrlichia o ambas.

Aunque existe la creencia de que la rickettsia sólo se transmite en zonas marginadas de las ciudades, esto no es cierto, puede presentarse en cualquier área  donde la garrapata pueda subirse a un perro o a un humano.

La transmisión

Durante su vida la garrapata tiene cuatro etapas: huevo, larva, ninfa y adulta. En las primeras tres puede durar hasta dos años viva sin alimentarse de sangre y entra en periodo de hibernación en épocas de frío.

Cuando la temperatura aumenta a más de 36 grados centígrados el huevo se convierte en larva. Entonces el animal se sube al perro durante tres días para alimentarse de sangre y después se baja para mutar a ninfa.

Cuando de nuevo hay temperaturas ideales busca a un animal para estar cuatro días y se baja para entrar a fase adulta. Después regresa para estar durante siete días y regresar a tierra a poner los huevos de donde saldrán las nuevas larvas. Una garrapata puede depositar de 3 mil a 5 mil huevecillos en una sola ocasión.

El ciclo en el humano es el mismo y en cualquiera de las cuatro etapas si una persona entra en contacto puede contagiarse de rickettsiosis. Puede ser a través del excremento de la garrapata o su hemolinfa (la sangre que ella deposita para los huevecillos se alimenten).

Si la garrapata en cualquiera de sus etapas permanece succionando sangre de 4 a 20 horas puede transmitir la rickettsia.

El 95% de las garrapatas se encuentra en el medio ambiente, puede vivir en tierra o cemento, sólo necesita una grieta para cohabitar y poner sus huevos.

Tapia Miranda comentó que puede considerarse como una solución equivocada el quitar los perros de la calle, porque las garrapatas no pasan más de once días en ellos durante su vida.

Se confunde con una gripa

Debido a la sintomatología de la rickettsiosis se puede confundir con otras enfermedades como la gripa. Existe el riesgo de automedicarse y ocultar el padecimiento.

Los síntomas son fiebre arriba de 39 grados, dolor de cabeza, dolor muscular, dolor del estómago o abdomen, vómito, nausea y finalmente en la última etapa la hinchazón de las extremidades o edema.

El doctor Rigoberto Isarraraz Hernández, recomendó que las personas que están en contacto con garrapatas y tengan síntomas de gripa acudan de inmediato al médico y lo den a conocer.

Destacó que no es una condicionante tener animales para que las garrapatas pueden transportarse. Si en los alrededores hay perros pueden meterse a las casas cercanas, sobre todo en invierno porque es más caliente.

Las primeras señales aparecen después de una semana de la picadura, pero para el día 21 puede ser demasiado tarde y afectar a los órganos vitales.

Penetra a través de las células, se va por la sangre, afecta el cerebro, duele la cabeza, comienzan a salir ronchas en la piel, el corazón tiene taquicardia, afecta los riñones, los pulmones, los músculos y el sistema digestivo.

Puede causar la muerte si el sistema inmune está débil, por ejemplo si existe una falla renal crónica.

No existe vacuna para la rickettsia, debe ser un tratamiento que se debe de iniciar de inmediato con doxiciclina.

 

Los perros en la calle

De acuerdo al veterinario Marco Antonio Tapia la media nacional señala que por cada 10 habitantes existen 6 perros.

De acuerdo al  censo (Inegi 2010) en Tijuana existen casi 1 millón 600 mil habitantes, esto daría una cifra de unos 960 mil animales.

No obstante esto contrasta con la cifra dada por el doctor Rigoberto Isarraraz quien indicó que Mexicali es la ciudad con más perros en el estado de acuerdo a un estudio nacional. La capital tiene un perro por cada 7 habitantes y en las zonas donde se detectó la rickettsia es de 1 por cada 4 habitantes.

En el caso de Tijuana un 5% son perros callejeros, un 50% tiene dueño responsable; un 30% es semidomiciliado y un 15% no son de nadie pero son de todos, como los perros de la colonia.

Destacó que  a partir de 1996 los perros ya no se llaman callejeros, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud son “perros de dueño irresponsable”.

El Centro Antirrábico tiene dos unidades de captura para todo Tijuana y tres capturadores, están por contratar otras tres personas más.

La vigilancia se calendariza por delegaciones: La Presa y Cerro Colorado van los lunes; a San Antonio de Los Buenos los martes; a La Mesa los miércoles; a Otay y Centenario los jueves y el viernes a Playas y Centro.

En promedio capturan de 30 a 40 perros al día y se sacrifica un 95%, son pocas  las personas que van a reclamarlos.

La norma para sacrificar es de 48 a 72 horas si no son reclamados por sus dueños, pero si van infestados de garrapatas el procedimiento se hace inmediatamente.

Aunque tuvieran más unidades, la infraestructura no es muy grande, por lo que hay un plan de ampliación para poder albergar de 150 perros a 200.

También se comprará un horno crematorio porque ahora se depositan en el relleno sanitario.

La relación con las asociaciones protectoras de animales es buena.

Gloria Beltrán es una representante que está al pendiente de que se sacrifiquen adecuadamente.

Los perros se matan con una sobredosis de barbitúricos después de que se les seda. Las garrapatas mueren junto con el perro porque están succionando la sangre y el efecto es el mismo.

El personal de Obras Públicas pasa martes, jueves y sábados por los perros que son congelados.

La adopción en 2013 fue de 89 animales, pero el Departamento de Control es muy estricto porque llegan perros enfermos, lo que no es conveniente para las familias.

A parte de la rickettsia los perros pueden  provocar en los humanos rabia, sarna y trasmitir varias enfermedades por las heces fecales que producen parasitosis. Además de brucellas y lectoperosis.

Precauciones para disminuir riesgos de rickettsia

 

– No agarrar las garrapatas con la mano (usar guante o pinza).

– Limpiar los patios de triques.

– Mantener los perros adentro de la casa (lo exige el Reglamento de Tijuana).

– Hacer por lo menos tres desparasitaciones al año, tres baños garrapaticidas (sobre todo en el verano) y tres fumigaciones preventivas en la casa.