Revancha y protesta en Holanda

Este miércoles, a partir de las 11:30 horas, tiempo de Tijuana, se enfrentarán en partido amistoso las selecciones nacionales de futbol de Holanda y México, -en aquel país-, en un encuentro que estará enmarcado por una especial protesta de mexicanos radicados en los Países Bajos, por los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa.

Pero además el partido tendrá un sabor a revancha, debido a la espina clavada que aún traen los mexicanos por aquel partido en que Holanda eliminó a México durante el Mundial de Brasil 2014, con un gol de penal que aún reclaman los mexicanos como inexistente y que hasta le fecha retumba por todo lados con la frase “No fue Penal”.

Desde su derrota 2-1 ante Holanda en los octavos de final de Brasil 2014 con el penal convertido en el minuto 94, los mexicanos cuestionan la decisión arbitral de marcar como falta la acción en la que Arjen Robben cayó en el área por una supuesta falta de Rafael Márquez.

En los días previos al partido de hoy, Robben ha reiterado que sí fue penal, y ha hecho declaraciones tratando de limar asperezas con los aztecas.

Por otro lado, en este singular partido en el Amsterdam Arena, se prevé que unos 500 aficionados se manifestarán silenciosamente por la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa.

Se espera que durante el Himno de México, los aficionados agiten pañuelos negros en señal de luto por los estudiantes desaparecidos.

Una colaboradora de Infobaja, la bajacaliforniana Dianeth Pérez, radicada en Holanda, hizo un llamado en redes sociales y en la columna que publica en este medio, para agitar pañuelos blancos en símbolo de paz y solidaridad con el pueblo mexicano y pañuelos negros al momento de la entonación del himno nacional mexicano.

Con información de CNN y EFE