Retoman obras sociales prioritarias en beneficio de familias vulnerables

Redacción/Infobaja

Tijuana.- A consecuencia de la emergencia sanitaria que se vive en el país por Covid-19, múltiples acciones de apoyo a la comunidad se han detenido, sin embargo, el equipo de Alianza Civil continúa realizando diversas actividades como donativos y construcciones.

Lo anterior lo informó Alberto Sandoval Franco, presidente de Alianza Civil, quien comentó que, aunque con un ritmo más pausado, el personal de la asociación mantiene su premisa que señala: “la sana distancia, no justifica una insana indiferencia”.

”En este caso hablamos respecto de las necesidades de personas y sectores que se encuentran en situación vulnerable, de ahí que el pasado fin de semana se reanudaron trabajos prioritarios, como construcciones que mejoran indispensablemente la calidad de vida y que protegen contra la delincuencia», destacó.

El dirigente indicó que en los trabajos se están invirtiendo recursos propios de la Asociación, así como donaciones provenientes de varias empresas y personas altruistas, como FLEX, empresa que donó madera alemana.

«Para proteger la salud de una de las beneficiarias, una señora de 83 años de edad, en coordinación con el personal del centro de rehabilitación Fontain of Hope, se está construyendo un cerco perimetral y una escalinata, además de la elaboración y colocación de la puerta de acceso al terreno para evitar que sigan entrando los delincuentes», detalló.

Sandoval Franco agregó que desde el inicio de este proyecto se cuenta con el apoyo del personal de dicho centro de rehabilitación, el cual impermeabilizó el techo de una vivienda, en marzo pasado, antes de que se decretara la emergencia por coronavirus, esto con  múltiples materiales que donó CODEBA.

Mientras tanto, anotó, el personal de Alianza Civil, en coordinación con el Centro Comunitario de Loma Dorada, entregó donativos en la colonia Lagunitas, donde se visitó a la familia Cano, cuyo padre está desempleado y la madre durante meses ha luchado contra el cáncer, enfermedad que la inhabilita, por lo que requieren de ayuda.

La segunda entrega, apuntó Alberto Sandoval, se llevó a cabo en el desayunador comunitario de la hermana Brissia, donde se entregó un donativo de ropa, juguetes, fruta y despensa en general.

El Presidente de Alianza Civil compartió que, en coordinación con el Banco de Alimentos de Tijuana (BANATI), donaron 250 kilos de arroz a la Asociación de Estudiantes Migrantes Haitianos, familias originarias de Haití que ahora son residentes de Tijuana.

«Recibieron el apoyo por parte de este grupo que se ha dedicado a ayudar a los connacionales que llegaron a esta ciudad y están siendo afectados en esta cuarentena, al haber perdido sus fuentes de ingresos», concluyó.

Compartir
Artículo anteriorMarcador de 11-0
Artículo siguienteAdiós Moi, gracias