Retiran 650 puestos no esenciales de mercados sobreruedas

Redacción/Infobaja

Tijuana.- Como parte de la implementación de las medidas preventivas para evitar contagios de Covid-19, a través de la Dirección de Inspección y Verificación, en coordinación con los dirigentes de mercados sobre ruedas, durante el fin de semana fueron retirados, de forma voluntaria, 650 puestos no esenciales y se multó a la agrupación Impulsores de Baja California por incumplir los protocolos sanitarios.

«Debemos vigilar el correcto cumplimento de las medidas sanitarias, sobre todo en los mercados sobre ruedas con quienes llegamos a un acuerdo mutuo de acordonar las zonas para evitar el ingreso de niños y personas sin cubre bocas, mismos que en su mayoría fueron cumplidos», indicó el titular de la dependencia, Adolfo García Dworak.

El funcionario detalló que derivado de los operativos en diversas partes de la ciudad, se multaron más de 30 puestos por instalar mercancía no esencial y se multó a la agrupación Impulsores de Baja California por el mismo motivo, un tema que también había sido acordado con los dirigentes. Además 10 comercios ambulantes resultaron multados por no respetar las recomendaciones sanitarias.

Por otra parte, en las delegaciones La Presa Abelardo L. Rodríguez y La Mesa, tres comercios establecidos fueron multados por falta de protocolos, mientras que en Otay Centenario se clausuró el salón social La Palapa Landeros por incumplimiento de las disposiciones de salud correspondientes, tema que está siendo vigilado constantemente, a fin de garantizar la seguridad a los tijuanenses respecto a los lugares o comercios a los que asisten, informó el director de Inspección y Verificación.

García Dworak indicó que además del reforzamiento de operativos de vigilancia por toda la ciudad, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal (Sspcm), realiza perifoneo para crear conciencia en la población y acaten las medidas sanitarias como el uso de cubre bocas, gel antibacterial, lavado constante de manos y evitar exponer a los menores en zonas donde se reúnen una gran cantidad de personas.