Rescatan a dos jóvenes a punto de ahogarse en Playas

Tijuana.- Policías municipales de la unidad móvil “Rinho” y bomberos salvavidas, unieron esfuerzos para rescatar a dos jóvenes arrastrados por la corriente marina en Playas de Tijuana, y a un adulto que cayó a un acantilado entre La Joya y Punta Bandera.

 

La Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) tiene asignado al vehículo motorizado “Rinho”, a la vigilancia permanente en el malecón de Playas de Tijuana, con el propósito de proporcionar tranquilidad a personas y vecinos que diariamente acuden a caminar o hacer ejercicios, y a los paseantes en fines de semana.

 

Esta meta se ha conseguido; han sido retirados casi en su totalidad, indigentes y viciosos que molestaban a transeúntes y comerciantes, pues para satisfacer su necesidad de drogas perpetraban robos de toda índole.

El primer incidente se suscitó alrededor de las 16:45 horas de ayer, en la sección Costa Azul del citado fraccionamiento.

Durante un recorrido por la orilla del mar, oficiales de la unidad móvil “Rinho” atendieron un reporte a la Central de Radio, acerca de dos personas de sexo masculino que estaban a punto de perecer ahogadas después de haber sido arrastradas por la corriente marina.

Con trabajo coordinado, policías municipales y oficiales salvavidas de la Dirección de Bomberos, de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, lograron sacar del agua a Scotty Moran y a Manuel Viant, de 27 y 25 años de edad.

Enseguida les aplicaron los primeros auxilios. Constataron que estaban muy cansados y con ligero mareo por el agua salada que ingirieron, así que los salvavidas determinaron que no requerían hospitalización, sólo un poco de descanso.

Alrededor de las 16:00 horas policías municipales y bomberos rescataron a Benjamín Carreón García, de 45 años de edad, quien cayó a un acantilado de aproximadamente 10 metros de altura, entre los poblados La Joya y Punta Bandera.

De acuerdo con la versión del reportante, Manuel de Jesús Velasco Velasco, de 39 años, él y su amigo caminaban entre las rocas en busca de moluscos conocidos como “choros”, pero Benjamín resbaló y se precipitó a la hondonada.

 

Con golpes y lesiones leves, que aparentemente no ponen en riesgo la vida, el accidentado fue llevado al Hospital General de Playas de Rosarito, de donde es originario.