Regresan ligas de futbol a Europa

Daniele Rugani, uno de los jugadores contagiados.

Redacción/Infobaja

Prácticamente después de dos meses inactividad, las canchas de futbol europeas comenzarán a ver acción. Diferentes ligas han anunciado los planes para comenzar con entrenamientos, con miras a que las competiciones se reanuden en junio.

Este plan incluye el regreso de la Champions, con una fecha tentativa del 9 de agosto. España, Italia, Alemania y Francia son algunos de los países que han dado luz verde al arranque de los entrenamientos, al presentar una disminución de contagios por la pandemia del Covid-19.

No todo el continente europeo ha tomado la misma determinación. Países Bajos y Bélgica prefieren finalizar los torneos en curso, y mejor comenzar una nueva temporada. No obstante, esta iniciativa no fue compartida por otras ligas, principalmente por la necesidad de obtener ingresos televisivos, ya que ante la falta de estos, los equipos se encuentran en una posición económica desfavorable.

España retoma prácticas

En España, autoridades de salud autorizaron esta medida para los clubes de La Liga española en primera y segunda división, con la firme condición de que se cumplan las medidas de seguridad correspondientes, de acuerdo a un estricto protocolo. Por ejemplo, los integrantes de los equipos tendrán que tomar pruebas constantes para descartar ser casos positivos de coronavirus.

En un comunicado compartido en redes sociales, La Liga anunció el retorno de las prácticas, planificadas con medidas consensuadas con las autoridades deportivas y sanitarias con el propósito de garantizar la mayor seguridad para la salud de todos los implicados.

“Contemplan un periodo de aproximadamente un mes con diferentes fases que, en todo caso, quedarán sujetas al proceso de desescalada establecido por el gobierno. Así, junto con los controles médicos perceptivos se ha diseñado una vuelta a los entrenamientos escalonada que englobará desde el entrenamiento en solitario hasta el ejercicio en grupo previo a la vuelta a la competición previsto para junio”, informó la institución.

Javier Tebas, el presidente de esta liga, notificó de esta decisión, argumentando que la vuelta al trabajo físico de los clubes impactará de manera positiva a la economía ya que genera alrededor de 185 mil empleos.

“Esta crisis ha tenido un profundo impacto en todos nosotros. El regreso del futbol es una señal de que la sociedad está progresando a la nueva normalidad. También traerá de vuelta un elemento de la vida que las personas en España y en todo el mundo conocen y aman”, mencionó.

Jugadores dan positivo

En Francia, la ministra de Deportes, Roxana Maracineanu, explicó que el deporte podrá reanudarse a partir del 11 de mayo, con reglas muy específicas de distanciamiento. Los entrenamientos, señaló, se podrán hacer con grupos de menos de diez personas, el exterior.

Otro de los países decidido a comenzar las actividades físicas es Italia, una de las regiones que se han visto más afectadas por el virus, con más de 20 mil fallecimientos presentados.

El contagio se hizo presente en la Serie A, donde más de 15 jugadores han dado positivo, dentro de los que destacan Daniele Rugani, Blaise Matuidi y Paulo Dybala. Giuseppe Conté, primer ministro de Italia, comunicó que los entrenamientos podrán llevarse a cabo a partir del 18 de mayo.

Por su parte, en Alemania también se había tomado la decisión de retornar de manera paulatina los trabajos, sin embargo la liga de este país notificó que se habían registrado 10 casos positivos de Covid-19, tras llevar a cabo más de 1,700 pruebas en clubes de la primera y segunda división. Estos tests se realizaron en diferente personal de las instituciones, que abarcaron jugadores, entrenadores, fisioterapeutas, entre otros.

Dicha determinación ha presentado polémica, ya que muchas personas consideran que dado la naturaleza del juego, los futbolistas podrían ser más propensos a contagiarse.

A pesar de ello, este deporte representa un negocio multimillonario, y cada día en suspensión representa una pérdida de gran valor.