Regresa estabilidad por baja de dólar

Tijuana.- Para los habitantes de la frontera Norte de México la apreciación del peso resulta en estabilidad económica y mayor poder adquisitivo, derivada de la baja en la demanda del dólar tras especulaciones por la llegada a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, informó el presidente de la Asociación de Centros Cambiarios en Tijuana, Carlos Leos Martínez.  

Las ganancias en la economía fronteriza son evidentes, dijo, por el uso común que hacen de los dólares.

 

“Es certidumbre para 30 millones de personas que vivimos en la frontera, es más bienestar. El 70 por ciento de lo que consumimos tiene un origen estadounidense”.

Desde noviembre de 2016, la demanda del dólar creció en Tijuana, cuando fueron las elecciones para presidente de Estados Unidos, entre la candidata demócrata, Hillary Clinton y quien resultó ganador, el republicano, Donald Trump. 

“Hasta el día de la toma de protesta del presidente Trump, había una alta demanda por razones fundadas de una economía con 50 por ciento del Producto Interno Bruto en deuda y un crecimiento muy pobre de dos por ciento (la de México)”.

Leos Martínez explicó que tras las políticas anti inmigrantes por parte de Trump, un porcentaje de los habitantes fronterizos dejó de comprar dólares, como forma de rechazo a las expresiones del gobierno estadounidense.

“Una vez que el mundo empezó a reaccionar en contra de las acciones xenofóbicas y proteccionistas del gobierno de Estados Unidos, castigan al dólar, beneficiando a las monedas emergentes”.

La depreciación del dólar afecta, puntualizó, a quienes compraron una moneda a casi 22 pesos, ahora que se encuentra 4 pesos menos por unidad.

“Ahorita se los van a pagar a 18 pesos, ya traen 3, 4 pesos de pérdida y eso va motivado que se deje de buscar dólares con fines especulativos, se ha normalizado el mercado”.

Desde la ceremonia de toma de protesta de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, el 20 de enero, ligado a su impopularidad (según encuestas recientes), bajó la demanda de dólares en Tijuana.

De llegar casi los 22 pesos por dólar, sin embargo, bajó hasta menos de 18 pesos, precio que representa el mejor para la economía mexicana en las últimas seis semanas.

“Desde el día que tomó posesión al día de hoy hemos recuperado prácticamente cuatro pesos. Es una cifra muy importante”.

La disminución en el precio del dólar, detalló, se debe a elementos externos (movilidad en economías mundiales emergentes) y a algunas medidas que ha tomado el banco de México.

“Entre ellas la herramienta novedosa de la cobertura cambiaria, lo cual ha dado certidumbre a la industria nacional, el empresariado de tener un precio fijo y no estar en la incertidumbre de que se está depreciando”.

Una de las ventajas principales para la economía tijuanense, es que los inversionistas pueden hacer planes de negocio a largo plazo y asegurar en el mercado ganancias para su comercio.

“Estas estrategias del Banco de México, conjugadas con la xenofobia y la cerrazón económica de los Estados Unidos, han logrado tener una paridad increíble”, indicó Leos Martínez. “Es un regreso sin precedente, muy importante en los centros cambiarios. Llegar hasta 17 pesos, es un precio muy bueno y prácticamente lo que tenemos hasta el momento”.

En las próximas semanas el precio podría apreciarse un poco más de dos pesos, por lo que probablemente serían 16 pesos por dólar, de acuerdo a estimaciones por parte del Banco de México, a cargo de Agustín Carstens.

“Falta la decisión del Banco de México, que determine si sube o no su tasa, estaríamos viendo un peso todavía más fuerte que el que estamos viendo hoy”.

 

El dólar se compra en Tijuana a 16.81 pesos y se vende en 17.20.