Reforma a pensiones genera debate por efectos económicos

Incrementar el monto supondría un costo para las empresas, que eventualmente transferirían a los precios de productos y servicios. Fotografía: Cortesía

Redacción/Infobaja

Tijuana.- La propuesta de reforma a pensiones del IMSS e ISSSTE para este año, presentada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, busca asegurar que los jubilados reciban el cien por ciento de su salario en lugar de la mitad actual; el debate se intensifica ante preocupaciones sobre posibles impactos económicos.

El tema fue abordado en el desayuno catorcenal del Colegio de Contadores Públicos de Baja California (CCPBC), donde el síndico del contribuyente ante el SAT, Francisco Gárate Estrada, expresó la importancia de analizar detenidamente las posibles modificaciones. Se destaca la necesidad de evitar impactos económicos que pudieran generar un fenómeno inflacionario, afectando así a los consumidores.

El experto contable reconoció que, desde la perspectiva del trabajador, recibir el cien por ciento de su salario al jubilarse es beneficioso. Sin embargo, advirtió sobre la necesidad de ser cautelosos al implementar la reforma, especialmente en lo que respecta a la procedencia de los recursos necesarios para respaldar esta medida.

«Todos esos recursos serían un costo para los empresarios y para cualquier emprendedor que tenga un trabajador, que al final, tendrían que trasladarse esos costos a los consumidores finales, con precios más elevados de los productos y servicios», señaló Gárate Estrada.

La incertidumbre sobre la fuente de estos recursos plantea preguntas cruciales sobre la viabilidad y sostenibilidad de la propuesta presidencial. El ponente enfatizó la importancia de abordar esta cuestión con precaución, considerando el posible impacto en la economía y en los ciudadanos.

En relación con el cumplimiento fiscal, Francisco Gárate destacó la necesidad de simplificar los procedimientos. Señaló que, a pesar de las disposiciones fiscales que atraviesan un proceso legislativo, las reglas posteriores a menudo complican los procedimientos, lo cual atribuyó a la desconfianza de las autoridades hacia los contribuyentes.

En última instancia, el síndico del contribuyente lamentó la persistencia de esta desconfianza en México, señalando que es la misma autoridad la que establece tanto los requisitos de cumplimiento como las obligaciones.