Red de Mujeres exige políticas de equidad de género

Gina Arana, presidenta de la Red de Mujeres Unidas, en el tercer conversatorio para construir una agenda de gobernanza con perspectiva de género en Tijuana. Fotografía: Cortesía

Redacción/Infobaja

Tijuana.- La Red de Mujeres Unidas llevó a cabo el tercer conversatorio para la construcción de una agenda de gobernanza con perspectiva de género en Tijuana. El evento contó con la presencia de seis candidatos a la Presidencia Municipal, con la notable ausencia del candidato de MORENA.

Gina Arana, presidenta de la Red, agradeció la asistencia de los candidatos presentes, subrayando la importancia de su compromiso con temas de equidad de género y paridad. «Aún hay mucho por hacer desde nuestros gobiernos para alcanzar la paridad y la equidad de género», señaló Arana.

La Red ha realizado previamente conversatorios con representantes de grupos indígenas, diversidad sexual, personas con discapacidad y jóvenes, así como con candidatos al Senado, quienes se comprometieron a impulsar acciones a favor de estos grupos. Este tercer encuentro cerró con los candidatos a la Presidencia Municipal de Tijuana, a quienes se les solicitó presentar propuestas y programas que implementarán si resultan electos.

Gina Arana destacó la necesidad de gobernar con paridad vertical y horizontal, asegurando un 50% de representación para mujeres y hombres. «Es fundamental revisar los presupuestos para aumentar y orientar fondos hacia programas de capacitación del personal, ya que en la actual administración no se ha logrado una verdadera paridad. Actualmente, en el gabinete legal solo hay una mujer secretaria y en el ampliado apenas cuatro directoras», explicó.

La presidenta de la Red insistió en la permanencia de programas existentes como el botón morado y el Punto Naranja, que operan bajo el Instituto Municipal de la Mujer (IMMUJER). Recordó su propuesta para que restaurantes y bares implementen protocolos para resguardar y atender a mujeres víctimas de violencia, capacitándose adecuadamente.

Arana también resaltó un tema pendiente y urgente: el cumplimiento de las órdenes de protección para mujeres víctimas de violencia. En el año pasado, 683 órdenes no fueron atendidas por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana de Tijuana. Al respecto, el titular de la dependencia alegó falta de capacidad para cumplir con estas órdenes.

«Esta es una gran tarea pendiente para el actual Ayuntamiento y un desafío crucial para los próximos gobernantes,» concluyó Gina Arana.