Recortes presupuestales en EU afectarán comercio seguridad en esta Frontera

La Comisión de Asuntos Frontera Norte, que preside el diputado Jaime Bonilla Valdez (PT), aprobó exhortar a la Secretaría de Relaciones Exteriores para que solicite al Gobierno de los Estados Unidos de América (EUA) destine más personal en las garitas de la frontera con México, a fin de agilizar las revisiones en los cruces.

En el dictamen avalado por esta instancia legislativa se explica que el Gobierno de EUA hará recortes en su presupuesto, lo que generará impacto en las agencias de Administración, Seguridad y Transporte, Servicio de Control y Migración, y el Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza.

Se detalla que con esta medida habrá una baja de tres mil 400 agentes de aduanas y protección fronteriza y siete mil 200 oficiales de seguridad en el transporte, lo que afectará los cruces fronterizos, ocasionando mayores tiempos de espera.

En el documento se abunda que el comercio será impactado negativamente con esta medida. El 70 por ciento de la relación binacional comercial asciende a 450 mil millones de dólares, el cual se realiza mediante transporte de carga, mientras que alrededor de un millón de personas cruza diariamente la frontera por trabajo, comercio o estudio.

Precisa que con el excesivo retraso en los cruces fronterizos, tan solo en Tijuana, Baja California, se estarán perdiendo 148 millones 686 mil 577 dólares. Otras áreas que serán seriamente afectadas son la comercial, la ambiental y el turismo.

Argumenta que en temporadas vacacionales se podrían percibir bajas en las zonas de playas, como la de Rosarito, San Felipe, Puerto Peñasco, la ruta del vino en Ensenada, el municipio de Tijuana, entre otros puntos de atracción turística en los Estados de la franja fronteriza norte del país.

Refiere que en los demás cruces fronterizos también se presentan problemas y dificultades en las garitas; en Nuevo Laredo, Tamaulipas y Laredo, Texas, los tiempos de espera para ingresar al lado americano son de dos a tres horas, y en días festivos llegan a ser hasta de cuatro; por lo que las áreas perjudicadas serán los restaurantes, el sector hotelero y diversas atracciones turísticas.

Se añade que de igual manera se afectará al sector agropecuario, ya que el recorte de personal en la aduana de exportación alargará los tiempos de cruce por dos, tres o más días, con pérdidas de mil 200 millones de dólares.

En el dictamen se destaca que es deber de los diputados encontrar alternativas para minimizar los efectos negativos que se podrían dar derivado de los recortes presupuestales y que están afectando los cruces fronterizos y a miles de residentes, comerciantes, hoteleros, y agricultores nacionales.

Por ello, se enfatiza, es necesaria la participación del Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, con la finalidad de exhortar al Gobierno estadounidense, para que destine mayor presupuesto en las garitas que colindan con territorio mexicano y así ayudar a la agilización de los cruces.