Reconoce Laura Torres a futbolista rosaritense que juega en el Mundial

Playas de Rosarito.- En honor a Héctor Herrera López, jugador de la Selección Nacional que participa en el Mundial Brasil 2014, la diputada Laura Torres Ramírez leyó ante un posicionamiento ante el Pleno del Congreso de Baja California, en la sesión del 26 de junio de 2014.
También hizo entrega, junto a sus compañeros diputados de la XXI Legislatura, de un reconocimiento a los padres, abuelos y hermanos del joven rosaritense, el primer bajacaliforniano en competir por la Copa del Mundo.
A continuación, el discurso íntegro, leído por la diputada Laura Torres Ramírez:
“Desde hace días, los ojos del mundo se han postrado sobre un evento que ha bien nos hace nombrar, conocer y reconocer a 32 naciones, países que envían verdaderas maquinarias deportivas y que se enfrentan alrededor de las 17 reglas del futbol.
Podría parecer raro que ante esta Honorable Cámara de Diputados y ante los ciudadanos que aquí nos ennoblecen con su compañía, se traiga el tema, el cual se sabe puede reducirse al interés político y ambición comercial del consorcio deportivo, o bien calificado por algunos como el mejor distractor social en el país.
Pero mi voz –la que hoy se escucha conmovida– va más allá. Trata sobre la historia de vida de nuestra región, de nuestra tierra, encarnada dignamente en un joven mundialista. Un ejemplo de empuje que con letras de oro ha escrito el nombre Baja California, y especialmente el de Rosarito, municipio que tanto amamos.
Héctor Miguel Herrera López, seleccionado de México en el Mundial Brasil 2014 y hombre natal de nuestro municipio, sobre salió desde pequeño en su barrio, en la ciudad, a la postre en el país. 
Luego fue atraído por las potencias del deporte en Europa y hoy, al igual que el evento universal, los ojos del mundo fijan sobre él, su mirar.
Es decir, Héctor Herrera, ha invertido aquella larga y épica leyenda de los 500 años de conquista en América. Sí, protagoniza un revés prominentemente metafórico, pues conquistó su patria, a la vieja Europa y hoy, al mundo entero.
Quizá algo más valioso que su, hasta ahora, gran participación en Copa Mundial de Futbol, es que nos ha obsequiado a los bajacaliforniano el ejemplo ilustre, y que gemina en cada uno de nosotros, que sí se puede, que estamos hechos de las mismas aguas, de lucha, de conquista, de enseñanza, de pasión.
¡Bien Héctor Herrera!, se dice que tu talento mueve los hilos del equipo mexicano. Pero también es cierto que mueves las fibras de orgullo de quienes te seguimos.
Este reconocimiento es compartido, su señora madre, María López y su padre Miguel Herrera, le forjaron la esencia que prevalece en nuestro estado de perseverancia, de dejar el alma cuando se trata de poner en alto a nuestra gente.
Madre y padre trabajadores, humildes, vidas que como muchos de nosotros son modelo de nuestra comunicad. He escuchado a su madre platicar que los zapatos de futbol que usaba en la infancia Héctor eran de segunda mano. Y qué belleza; unos zapatos de segunda para un hombre y un Estado de primera.
De niño como muchos de nuestros hijos, Héctor jugó sus sueños en canchas terregosas y polvo de ilusiones, con balones descocidos y caminos inciertos. Para eso hemos venido, compañeros diputados, para cambiar el panorama, para dar mejor oportunidades a nuestros chicos, para revestir sus anhelos y escribir más historias como la de Héctor y su equipo. Ese es mi compromiso.
Por ello, Mesa Directiva, compañeros diputados, quiero que hoy quede constancia que esta Vigésima Primer Legislatura hace un reconocimiento que sirva igualmente de gratitud, para Héctor Herrera.
Que su memorable participación y nuestra reminiscencia en esta Sesión Legislativa vaya más allá del elogio, más allá de los 90 minutos que nos ha dado nuestro paisano en cada partido. Es hoy por hoy, y por siempre crear memoria del logro y de la generación dorada de nuestros jóvenes.
El 6, número en la camisa de Héctor Herrera, desde hoy, pasa de ser un número cabalístico, al número de la suerte, de la entrega, de Rosarito, de México. ¡Qué viva México! y que viva nuestra Juventud entregada y exitosa”.