Recomienda IMSS cuidarse de altas temperaturas

Ensenada, B.C.- Al incrementarse la temperatura a consecuencia de la temporada, es común que las personas realicen más actividades  al aire libre, por lo que existe un mayor riesgo de contraer afectaciones como deshidratación que de no ser atendidas, podría poner en riesgo la vida de las personas.

 

Lo anterior fue expresado por el  doctor Rodolfo Ruiz González director de la Unidad de Medicina Familiar número 25 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ensenada, quien explicó que el exceso de calor produce pérdida de líquidos y sales que son necesarios para el normal funcionamiento del cuerpo.

Dijo que el organismo  dispone de mecanismos para regular la temperatura corporal dentro de límites bastantes amplios, pero éste puede ser excedido cuando se realiza  actividad que requiere esfuerzo físico; por lo que los adultos mayores podrían sufrir más afectaciones que los  jóvenes, de ahí la importancia de tomar precauciones en todos los casos.

Explicó que en el cuerpo humano el sistema nervioso, cardio-circulatorio, renal y las  hormonas, están constantemente emitiendo señales, por lo que  cuando el calor es excesivo hay una falta importante de líquidos, pérdida de electrolitos (sodio, potasio y cloro), elevación de la temperatura y la  afectación de estos sistemas se altera, como resultado nos enfermamos.

Señaló que una de las principales causas del calor es la deshidratación. La cantidad de agua necesaria para reponer los líquidos que pierde el cuerpo varía de persona a persona y depende de la temperatura, humedad y del tipo de actividad.

Detalló que es importante conocer los síntomas que se producen, no siempre la sed es un aviso, puede haber  trastornos como agotamiento por calor, calambres, irritación de la piel, quemaduras, temperatura elevada, dolor de cabeza, vómitos y pérdida de consciencia.

Ruiz González dijo que los casos de insolación son más delicados, ya que  ponen en peligro la vida de las personas, por lo que la atención médica inmediata es esencial ante las primeras señales; el enfermo manifiesta temperatura superior a los 40 ° C, se siente confundido, tiene comportamiento extraño, sensación de desmayo, tambaleo, piel seca y roja y hasta pérdida del conocimiento.

Asimismo, el director del IMSS recomendó el consumo de agua natural o una bebida que contengan electrolitos (Vida Suero Oral), trasladar al afectado a una zona fresca, descansar, tomar un baño o una ducha,  ponerse ropa ligera y de colores claros, planear actividades en la mañana o al atardecer cuando la temperatura no es tan alta.  Finalmente hizo énfasis en tener especial cuidado con niños menores de 4 años, personas mayores de 65  y los enfermos.