Las dos caras del impuesto por entregas de alimentos a domicilio

“Es una dolorosa pena y causal de vergüenza que ustedes planeen imponer un impuesto a las plataformas o empresas dedicadas a la entrega en domicilios”, manifestó Canirac en un oficio enviado al Congreso del Estado. Fotografía: Martín Méndez Pineda

Redacción/Infobaja

Tijuana.- Luego de que se diera a conocer que diputados locales buscan implementar un impuesto a las entregas de alimentos a domicilio, la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), expresó su rotundo rechazo a esta medida que va en contrasentido de lo que espera el sector productivo.

A su vez, el secretario de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano, defiende el impuesto a UberEats como una forma de buscar que «alguien que gana mucho dinero a través de su plataforma, le participe al pueblo de Baja California».

Miguel Ángel Badiola Montaño, secretario General del Consejo Ejecutivo Nacional de la Canirac, dijo que esta iniciativa le parecía “increíble”; pues en este momento los establecimientos están buscando la manera de sobrevivir en medio de la emergencia sanitaria.

«Lejos de buscar apoyar a la industria gastronómica de Baja California, los diputados del Congreso están pretendiendo implementar un nuevo impuesto para la entrega de alimentos a domicilio, lo que demuestra su falta de sensibilidad en estos tiempos de pandemia», expresó.

El dirigente gastronómico explicó que la única opción que es viable en Baja California para poder operar y no cerrar definitivamente, es atender a la población recogiendo los alimentos en el lugar o llevándolos a sus domicilios, a través de operadores que hacen esta labor.

Como una aberración calificó el gremio restaurantero de Baja California la propuesta de los diputados de Morena de aplicar un impuesto al servicio a domicilio en comidas. Fotografía: Cortesía

Por lo mismo, llamó a los legisladores a recapacitar al respecto. “Aprobar un impuesto así, nos deja ver en ustedes un grupo falto de sensibilidad, un grupo ajeno a la realidad, miopía, ausencia de valores y saber que su compromiso no es Baja California, ya que dicha propuesta ni siquiera tomó en consideración al sector afectado, pues no hubo comunicación o consenso alguno”, señaló.

Gobierno dice que impuesto es para desarrollo de BC

Amador Rodríguez Lozano, Secretario General de Gobierno, subió un video a redes en el que define la postura del gobierno estatal.

Señaló que el impuesto en cuestión fue una propuesta que el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, envió al Congreso del Estado hace aproximadamente un mes, pero que la información que está circulando en redes sociales y en los medios informativos no refleja la realidad.

El Secretario de Gobernación, Amador Rodríguez Lozano, en el video que subió a redes en relación al impuesto a UberEats. Fotografía: Tomada de la transmisión

“En horas, el Congreso del estado seguramente va a discutir la Iniciativa que envió el gobernador Bonilla para que se le cargue el 1.5 por ciento de impuesto a la plataforma llamada Uber”, dijo Rodríguez Lozano, y aclaró que al respecto se ha difundido «falsa información de ignorancia en el análisis de esta iniciativa, que a veces no sabe uno si es buena fe, si es falta de información o simplemente hay toda una campaña para tratar de deteriorar un serio esfuerzo por obtener mejores recursos para un estado que como el nuestro, requiere de dinero para poder enfrentar tanto la pandemia como los problemas sociales que enfrenta nuestro estado”.

Rodríguez Lozano aseguró que se ha negociado con Uber y que esta empresa ha aceptado pagar el impuesto.

Ahora que con la pandemia se utilizan más este tipo de servicios, señaló el Secretario de Gobernación que erróneamente está circulando la versión de que “este impuesto se va a cargar a la persona que pide UberEats y es total y absolutamente falso”.

Argumentó que UberEats carga entre 25 y 30 por ciento a los establecimientos cuya comida transportan, “una ganancia enorme, prácticamente más que la que tiene el propio restaurantero”.

Añadió: “Entonces la propuesta del Gobernador es cargar a esta ganancia, es decir, no al restaurante, no al alimento, sino a la ganancia que obtiene ya la plataforma UberEats, el 1.5 por ciento, para que ese dinero se destine a financiar el desarrollo de Baja California”.

El Secretario de Gobernación calificó de “ignorancia” el propagar con comentarios en contra del impuesto en redes sociales y la misma respuesta de rechazo del sector gastronómico.

“Desmiento el hecho de que se diga que va a afectar a los restaurantes, que va a afectar a los restauranteros”, declaró.

“Sí hay unas campañas de mala fe que buscan, pues, tratar de quitar el impacto social que tiene una propuesta de la naturaleza de la que ha hecho Jaime Bonilla, que solamente busca que alguien que gana mucho dinero a través de su plataforma, le participe al pueblo de Baja California a través de un impuesto este beneficio”, dijo Amador Rodríguez.

Enviaron un oficio al Congreso

Canirac no coincide con la opinión de Rodríguez Lozano. Este organismo envió un oficio en nombre de todos los líderes de cámara en el estado, dirigido al diputado Luis Moreno Hernández, presidente de la XXIII Legislatura del Congreso de Baja California, fechado el 24 de abril de 2020, y sellado de recibido por oficialía de partes.

Dicha iniciativa fue propuesta por los legisladores locales de Morena: Rosina del Villar Casas, presidenta de la Comisión de Hacienda y Presupuesto; Eva Gricelda Rodríguez, secretario; Claudia Agatón Muñiz, vocal; Julio César Vázquez Castillo, vocal; Juan Manuel Molina García, vocal; y Miriam Cano Núñez, vocal.

En el documento enviado al Presidente del Congreso, los restauranteros señalan que “es una dolorosa pena y causal de vergüenza que ustedes planeen imponer un impuesto a las plataformas o empresas dedicadas a la entrega en domicilios”.

Ante esta situación, los dirigentes de las cinco delegaciones de Canirac en Baja California: Alicia León, Tecate; Miguel Ángel Torres, Mexicali; Paul Corona, Rosarito, Iván Nolasco, Ensenada, y Miguel Ángel Badiola, de Tijuana, de forma enérgica, pidieron dejar esta propuesta para ser analizada ya que haya pasado esta crisis económica, que cuando menos durará el resto del año.

De hecho, Miguel Ángel Torres, presidente de Canirac Mexicali, estuvo acompañado este viernes del presidente del CCE Mexicali, Rodrigo Llantada, y del presidente de Coparmex Mexicali, Ernesto Elorduy, para manifestarse en el Congreso del Estado en contra de este impuesto.

A su vez, Badiola Montaño, recalcó que la ciudadanía será la perjudicada con un impuesto de esta naturaleza, por lo que reiteró que Canirac está rotundamente en contra de esta aberración