Recesión económica deja estragos en jóvenes

NUEVA YORK.- La recesión económica provocó el aumento de 11.9 a 13 por ciento de la tasa de desempleo entre los jóvenes del mundo, para sumar 81 millones en 2009, el mayor ajuste anual registrado en la historia, informó hoy la Organización de Naciones Unidas.

Durante la Reunión de Alto Nivel sobre la Juventud, que termina este martes, la ONU indicó que, incluso cuando tienen empleo, los jóvenes tienden a trabajar más horas que los adultos, a cambio de menores sueldos y en esquemas informales y sin seguridad social.
 
El desempleo y la falta de educación son los mayores retos que enfrentan los jóvenes en el mundo. Debemos cerrar la brecha entre demanda y oferta de empleo. Necesitamos nuevas estrategias, afirmó Jean-Francis Zinsou, embajador de Benin ante la ONU, en rueda de prensa.
 
El diplomático expresó que la incapacidad de los gobiernos de ofrecer educación y empleo a la juventud equivale a marginarla, lo que aumenta el riesgo de que ese sector de la población se radicalice políticamente o de que se limite su función como agente de cambio social.
 
Al enfrentar las varias crisis mundiales que se sobreponen, llamo a la comunidad internacional a que apoye a los jóvenes como socios y agentes del cambio y el desarrollo, dijo a su vez el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, al inicio de reunión especializada.
 
Subrayó la capacidad de los jóvenes del mundo, y apremió a los gobiernos a invertir más en ellos, con el fin de que disfruten de mayores oportunidades y, sobre todo, puedan encontrar empleos dignos.
 
Manifestó que la generación de Facebook, como caracterizó a la juventud actual, ha mostrado una creciente voluntad para cambiar el mundo y superar a sus mayores cuando se trata de luchar por la justicia y la tolerancia, de acuerdo a una publicación de La Jornada.
 
Chilenos hacen rodar un globo en Santiago. En alusión a una serie televisiva, señalaron que es una bola gigante de energía para salvar la educaciónFoto Xinhua
La comunidad internacional debe trabajar con el fin de expandir los horizontes de oportunidades para los jóvenes y responder a sus legítimas demandas de trabajo digno y decente, aseveró.
 
Agregó que la crisis económica mundial y las medidas de austeridad que aplican numerosos países restringen las oportunidades de los más jóvenes, y recordó a los gobernantes que no invertir en la juventud es crear una economía falsa.
 
Invertir en los jóvenes tendrá consecuencias muy positivas para todos, afirmó, y definió a los jóvenes de hoy como líderes del mañana.
 
Destacó que ahora son ellos quienes aportan la energía y el coraje necesarios para que el mundo se enfrente a los asuntos más complicados que tiene por delante.
 
El presidente de la Asamblea General de la ONU, el suizo Joseph Deiss, señaló que los jóvenes son parte del mundo y deben ser recibidos como miembros plenos de la sociedad.
 
El encuentro en Naciones Unidas comenzó con un minuto de silencio por las víctimas que dejó el doble atentado del viernes en Noruega, entre ellas unos 70 participantes en un campamento de las juventudes socialdemócratas asesinados a balazos.
 
La sesión, para conmemorar el Año Internacional de la Juventud, tiene el objetivo de acordar estrategias globales para disminuir las tasas de desempleo entre los jóvenes, así como protegerlos del terrorismo, del bullying o acoso entre compañeros y del tráfico humano.
 
(Información tomada de La Jornada)