Reabren 17 restaurantes chinos, revalidan permisos

Tijuana.- El gobierno de la ciudad continúa realizando la supervisión de establecimientos comerciales instalados en el municipio; como parte de estas acciones, fueron suspendidos temporalmente 25 negocios de comida china por no contar con los permisos requeridos para su operación, de los cuales, 17 se han regularizado en las últimas semanas.

La Dirección de Inspección y Verificación Municipal, detalló que a raíz del suceso ocurrido la primera semana de abril en el cual fue multado un restaurante por no presentar las medidas de higiene necesarias para la venta de alimento, se ha mantenido la vigilancia en establecimientos similares, sin encontrar que los restaurantes coincidan con las faltas administrativas de salubridad.

 

Por su parte, el representante del Consulado de la República China en Tijuana, Zhu Hailin, indicó que la comunidad procedente del país asiático que se dedica al negocio de comida, ha mostrado interés en cumplir con las normas establecidas por el municipio en materia de higiene, por lo cual invitará a restauranteros a verificar sus instalaciones para evitar alguna sanción.

El municipio reitera el apoyo a la comunidad asiática que radica en la ciudad y al personal que labora en restaurantes de comida china, invitando a los tijuanenses a consumir en los lugares que ofrecen este tipo de servicio.

En lo que va del año, el 85 por ciento de los restaurantes de comida asiática han revalidado sus permisos municipales para continuar operando, y se ha exhortado a todos los propietarios de comercios a cumplir con la normatividad vigente y tener las medidas de limpieza en el uso y manejo de sus productos, especialmente cuando se trata de alimentos preparados.

Cabe señalar que de los 25 negocios que han sido multados, 17 ya se encuentran en regla, con los permisos y documentación solicitada para operar; de los mismos, 4 más se encuentran en proceso de regularización.

 

El gobierno local invita a los titulares de negocios comerciales a revalidar sus documentos en el municipio para no incurrir en alguna falta administrativa o clausura permanente de su establecimiento.