Quincenas millonarias

 

Por Pedro A. Gutiérrez
 
Iniciando el orden al bat…
 
Con salarios que cada vez llevan un mayor incremento, los peloteros de Grandes Ligas son de los profesionistas mejor pagados en cualquier rama de cualquier industria. Con contratos garantizados tienen toda la seguridad de llevarse hasta el último centavo por el que fueron firmados, sean cuales sean sus resultados, aunque seas un jugador de excelentes números o te conviertas en un jugador promedio.
 
Son pocas las ocasiones en que realmente viene una voz de autoridad a exigir o señalar a sus jugadores, que los apunta y habla del rendimiento real del jugador. Es algo que creo que estábamos acostumbrados a ver con George Steinbrenner, quien por años y años gastó millones de dólares a fin de intentar poner el mejor equipo posible dentro del campo y a la vez exigiendo cuentas por cada centavo invertido.
 
Es por ello que aplaudo los recientes comentarios de parte de Fred Wilpon, dueño de los Mets de Nueva York, que pese a tener una nómina alta, 120 millones de dólares, están en su tercer temporada consecutiva jugando debajo de .500 en la tabla de posiciones. El hecho de que señale de manera negativa a dos de sus peloteros estelares habla volúmenes del estado actual de la franquicia que aparte de su mala racha sufre de problemas económicos.
 
Pero el hecho de que Wilpon refiera a José Reyes y Carlos Beltrán, es porque está en lo cierto, son dos peloteros muy bien pagados que sus resultados a lo largo de sus contratos no han justificado las inversiones que se han realizado en cada uno, lo que más destaca además es que no sólo culpa a los peloteros, sino que es el primero en levantar la mano y admitir su culpa en el proceso: "Tuvimos algún imbécil en Nueva York que le pagó con base en esa serie", dijo Wilpon, refiriéndose a sí mismo con ese adjetivo y sobre lo que Beltrán hizo en los playoffs del 2004. "Está en un 65 a 70% de lo que una vez fue". Lo respalda el hecho de que Beltrán firmó por 119 millones y no conecta más de 30 jonrones desde el 2007 y pasó la mayor parte del 2009 y 2010 en la lista de lesionados.
 
Podemos estar a favor de sus comentarios, podemos no aprobar lo que salió de su boca, a final de cuentas es el propietario del equipo, es quien firma los cheques y es quien exige resultados por sus inversiones. Eso es algo que la mayoría de nosotros hemos pasado en algún empleo, tener un patrón que exige y demanda productividad a cambio de nuestra quincena que se nos paga. En un mundo en donde peloteros sienten que se les falta al respeto a pesar de contar con quincenas de más de 1 millón de dólares, era hora que alguien levantara la voz y señalara a aquellos que aunque tienen salarios grandes no producen los resultados por los que se les contrató.
 
Una pequeña trivia…
 
Después de pasar por la era de los cuadrangulares, ¿quién tiene el récord de más cuadrangulares en una temporada en la Liga Americana?
 
En el círculo de espera…
 
Los Padres salen de San Diego este fin de semana y eso es buena noticia ya que juegan arriba de los .500 cuando están fuera de casa a comparación de que como locales tienen más derrotas que victorias.
 
La gira de seis juegos inicia en la capital de Estados Unidos, Washington D.C. para la serie de fin de semana ante los Nacionales. De ahí continúan con otro rival del Este de la Liga Nacional cuando finalicen el mes con tres juegos ante los Bravos en Atlanta.
 
Transacción semanal…
 
Para aquellos que requieran algo de comedia en sus vidas, esta semana les recomiendo escuchar la legendaria rutina de “Who’s on First?” de Abbott & Costello. Teniendo éxito desde 1937, la rutina trata de dos ingenuos que no se pueden entender respecto a los jugadores que están en el campo. Cualquier búsqueda en Google o YouTube brindará la oportunidad de ver o escuchar una de las primeras expansiones del béisbol a la cultura popular.
 
La respuesta es…
 
Los 61 que conectó Roger Maris en 1961 siguen siendo la mayor cantidad de jonrones en una temporada en Liga Americana. La marca que Maris estableció tras rompérsela a Babe Ruth ha sido olvidada después de que Mark McGwire pegó 70 en 1998 y Barry Bonds conectó 73 en el 2001, ambos en Liga Nacional.
 
Estamos concluyendo el primer tercio del calendario 2011 de Grandes Ligas, lo que significa que tenemos mucho beisbol de que platicar. Les recuerdo que cualquier colección de palabras que de mí pueda salir, no es tan importante como lo que usted tenga que decir.
 
Todo tipo de comentarios son recibidos en peteragpt@gmail.com y me puede seguir en línea en twitter.com/pedroagpt.