Quieren dar categoría al box

De izquierda a derecha: Manuel Yahuaca, Gilberto Meza, Frank Carrillo de Fundación Simnsa, Javier Hernández y Juan Carlos Mileres. Fotografía: José Alfredo Jiménez

Por Korina Sánchez S.

Jóvenes con apetito de triunfo están por debutar este 2018, cuando inicie el box en Tijuana, en febrero, anunció el promotor Guillermo Mayén.

La fiesta del pugilismo en Tijuana, deporte que ha dado más campeonatos a México, arrancará con la pelea estelar de Gilberto Meza contra el michoacano, Javier Hernández. El tijuanense expresó que las peleas son para el público, por lo que buscarán dar un buen espectáculo.

“Quiero ganar porque aquí el que gana un campeonato del estado, de un estado tan importante como Baja California, crece. No conozco mucho a mi rival, pero a simple vista puede verse que va a ser una gran pelea”, señaló el pugilista.

No obstante, obtener el triunfo en el combate representa también para Hernández un crecimiento en su joven carrera, en la que dijo espera trascender en México.

“Para mí es un sueño hecho realidad, siempre soñé con estar aquí y ser un gran campeón. Tengo muchas cualidades y quiero explotarlas”, comentó. “Sé que va a ser una gran pelea y vengo por el todo. Quiero que me den las oportunidades y siento que soy digno de merecerlas”.

Correspondiente a la pelea inaugural del año, estará el tijuanense, Manuel Yahuaca, que con 19 años de edad buscará alargar su racha a cinco peleas invictas ante el originario de Guanajuato, Juan Carlos Mireles.

Dijo que la prioridad es ganar la pelea para proyectar su nivel y ser campeón en Baja California.

“Pienso que va a ser una pelea dura, pero yo vengo bien preparado, estamos entrenando bien duro y estamos listos para el rival que sea, preparándonos muy bien”, aseguró Yahuaca.

La pelea tiene un significado distinto para Mireles. El joven fue entrenado por familiares de José “Olivaritos” Morales, en su natal Guanajuato, sin embargo, decidió buscar oportunidades en Tijuana.

Al llegar a la ciudad no recibió oportunidad para la práctica del boxeo, así que tuvo que trabajar en otros oficios, como vendedor de dulces y otros artículos, para sobrevivir.

“Me llena de orgullo y no tengo palabras para describir lo que siento, nunca me imaginé llegar a este lado, mirar mis sueños y mi vida real. De pasar de vivir en la calle a vivir en un gimnasio y darme vida y demostrar todos los días. Venimos con la mentalidad que vamos por cosas grandes”, señaló.

Guillermo Mayén afirmó que se han establecido requisitos para que se brinden atenciones a los boxeadores, con el fin de hacer del box un deporte de categoría.

“Queremos hacer de este un mejor deporte, no poner a vender boletos a los muchachos para que puedan pelear, no, eso no, sino que se sientan bien en lo que hacen”.

Explicó que el objetivo es proyectar una imagen positiva del box hacia la comunidad, al otorgar a los deportistas un trato digno, dentro y fuera del ring.

“Se busca un nivel de mayor categoría del boxeo, dando mejor trato a los boxeadores y ayudando en todo”, señaló Mayén.

El representante de la fundación Simnsa, Frank Carrillo, afirmó que se apoyará la causa para mejorar la calidad de vida de los boxeadores a través de la difusión de los eventos y la búsqueda constante de talentos juveniles.