Queda a deber “El exorcismo de Dios”

María Gabriela de Faria es “Esperanza”, la muchacha a quien someterán a un exorcismo. Fotografía: Imagem Films Mx

Por Chema Castro III

Una vez más regresamos al mundo fílmico de las posesiones demoníacas aunque, como es de costumbre ya, con un pequeño giro, pero The Exorcism of God (“El exorcismo de Dios”) queda como un buen intento, hasta ahí.

En su segunda obra, el director Alejandro Hidalgo (La casa del fin de los tiempos), quien además tuvo mano el guion con Santiago Fernández Calvete, demuestra desde el inicio su amor por los clásicos al recrear una icónica toma de The Exorcist, y la influencia de esa obra de los 70s se nota en otros detalles a lo largo de la película.

En el 2003, en el poblado de Nombre de Dios, el entonces joven sacerdote Peter Williams (Will Beinbrink) es solicitado para llevar a cabo el exorcismo de la también joven monja Magali (Irán Castillo), pese que las recomendaciones en contra de su mentor padre Michael Lewis (Joseph Marcell), y, obviamente, algo sale mal, si no el resto de la película no funcionaría.

Hasta ahí vamos bien, sinceramente la cinematografía luce bien y se nota que supieron trabajar el bajo presupuesto, el dilema está en la historia en sí, y como ciertos personajes dejan pasar con cierta facilidad sus penitencias.

Pasan 18 años y el pequeño poblado donde terminó Father Peter, quien ha sido glorificado como una especie de santo por su trabajo, está siendo “atacado” por un mal que tiene hospitalizados a muchos niños y las muertes van en aumento, oh, y una vez más es peticionado el cura para llevar a cabo un exorcismo con bastante aprehensión de su parte, en esta ocasión es Esperanza (María Gabriela de Faria) quien requiere de ayuda tras ser encarcelada por asesinato.

Y la “sorpresa” de quien es la muchacha no es la gran cosa, y más porque hasta lo grita un personaje enfrente de varias personas, reduciendo así el impacto.

El tormento de Peter es representado por sus constantes pesadillas donde es perseguido por un Jesús poseído (Alfredo Herrera), que no se sabe si está sólo en su cabeza o algo que tiene efecto en la realidad, y de hecho es uno de los puntos que van perdiendo fuerza conforme avanza la historia ya que no hay un verdadero seguimiento a ese detalle excepto cuando necesita la película elevar un poco la tensión.

Bajo la superficie de una simple obra de sustos de brinco (en los cuales participa mucho el Jesús antes mencionado), de los que hay varios solamente que muy predecibles, está un intento de crítica hacia la burocracia de la Iglesia Católica, en parte de con la presencia del Monseñor Balducci (Juan Ignacio Aranda), mas así como hay detalles tomados del Exorcista, esas ideas ya se han visto y trabajo en mejores filme, y aquí caen sin resonancia.

Ir a: Llega a las salas «El exorcismo de Dios»

Tiene sus momentos la obra, especialmente cuando se incorpora el padre Michael en el tercer acto, y Marcell (Fresh Prince Of Bell Air) devora cada escena donde está, cada diálogo que suelta tiene una mayor energía que el resto de la acción, y ese entusiasmo es algo que requiere mucho la película, especialmente cuando el suspenso ya casi es nulo, que es algo común con las obras de horror, el estilo supera la sustancia.

Al final El exorcismo de Dios vive o muere con el padre Peter, quien nunca se nota que realmente se sienta ni levemente mal por lo que ha hecho, no hay arrepentimiento, así que la secuencia final pierde el poder del golpe que pretendía dar, ese shock de giro que siempre existe en las cuestiones de terror.

The Exorcism of God

  • Título en español: El exorcismo de Dios
  • Reparto: María Gabriela de Faria, Will Beinbrink, Irán Castillo, Joseph Marcell, Raquel Rojas, Alfredo Herrera, Héctor Kotsifakis, Juan Ignacio Aranda, Evelia Di Gennaro
  • Director: Alejandro Hidalgo
  • Guion: Santiago Fernández Calvete, Alejandro Hidalgo
  • Año: 2021
  • Duración: 1:38 hrs.
  • Género: Horror, suspenso.
  • Calificación: ** (de cinco)