¿Qué se necesita?

Por Maru Lozano Carbonell

En términos de lograr una buena educación, un experto y empresario estadounidense de nombre Salman Khan, da su opinión. Él fundó Khan Academy, una plataforma de clase mundial donde se puede acceder y aprender gratuitamente. Lo fascinante es que los tutoriales están por grados y ayudan muchísimo.

Salman Khan dice que uno de los problemas en las escuelas radica en el material, no hay un acceso asertivo a buenos libros de texto, pero ahora con el internet se puede solucionar esto.

El asunto es que un alumno llega al aula, se sienta y, aunque haya lagunas en su aprendizaje, mientras su número le dé seis, se le promueve al siguiente nivel. ¿Se acuerdan cuando antes nos reprobaban y repetíamos el ciclo? 

Tener un grupo de 30 alumnos dificulta enfocarse en las necesidades específicas de cada uno, pero si nos apoyamos de la tecnología, se podría enfocar individualmente en el proceso de cada quién. Es decir, repetir y practicar hasta completar el aprendizaje, porque esto de las calificaciones arroja alumnos aburridos, sin entusiasmo por dar el “plus” y mediocres al fin.

Si tu hijo batalla en alguna materia, mételo a https://es.khanacademy.org/. Busca el tema, su curso y si no domina los ejercicios que ahí proveen, no avanza al siguiente nivel. Así que un tutorial de primer mundo es quizá lo que necesitamos procurar hoy día para sacar adelante a nuestros hijos desde primaria hasta bachillerato, de una manera atractiva para ellos porque involucra el uso de dispositivos electrónicos.

Un problema real en México es que los maestros quizá no son maestros.  En su mayoría son egresados de la licenciatura o ingeniería en su campo, pero carecen de elementos pedagógicos, les revienta llenar planeaciones y todo aquel trabajo administrativo que las escuelas exigen y, con tal de sacar una chamba nada parecida a la docencia, pues ponen a los alumnos a rellenar páginas de libros al por mayor.

¿Ya te diste cuenta que ahora a los jóvenes les cuesta muchísimo trabajo soñar con una profesión? ¡No tienen idea en qué se quieren convertir! Es que no hay quien modele un buen esquema, nada los motiva y lo peor, ellos solitos se dan cuenta que son alumnos de bajo nivel, por eso sus aspiraciones se difuminan y no se creen valiosos.

Ahora ya competimos globalmente, así que necesitamos llegarle al máximo en términos de aprendizaje significativo y, en el aula mexicana, esto no se dará nada más ahí. Existen plataformas que están a la altura, procuremos cursos en línea, fomentemos en nuestros hijos la búsqueda de oportunidades que no necesariamente cuestan dinero. Todo lo que se sabe se tiene que certificar y superar. Enseñemos esto.

La mayoría de los papás no tenemos mucho dinero para costear clases particulares y la tecnología es fascinante porque desde cualquier dispositivo se puede aprender. Esta plataforma de Khan, está en español y la hicieron varios académicos verdaderamente interesados en educación de calidad, ahorita tienen más de 10 millones de estudiantes por todo el mundo. 

Los recursos que tienen los hijos de gente que los envió a estudiar al extranjero, ahora son posibles si exploramos opciones interesantes y monitoreamos que los chicos las abracen. ¡Reinventemos la educación desde casa!

Compartir
Artículo anteriorInsurgentes byronianos
Artículo siguienteInmovilidad