Qué pinche necesidad…

Por Juan José Alonso LLera

“Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda”.

La verdad es que no encuentro frases que me puedan dar una respuesta sobre la actuación de Emilio Lozoya, que está a punto de terminar su vida en la cárcel, embarrando a su madre, hermana y esposa prófuga.

Empecemos contando la historia de los personajes:

Emilio Ricardo Lozoya Austin nacido en Chihuahua en 1974 es un economista, funcionario público y político mexicano que se desempeñó como director general de Pemex durante la presidencia de Enrique Peña Nieto.

Es aprehendido en España por corrupción, lavado de dinero, tráfico de influencias y crimen organizado. A raíz de su arresto ha señalado como coautores de los crímenes que se le imputan a diversas figuras políticas, recibiendo así el apoyo y estatus de testigo protegido del gobierno mexicano.

El 3 de noviembre de 2021 se solicitó prisión preventiva por órdenes de la FGR, ya que un juez declaró que el acusado de recibir sobornos de la constructora brasileña Odebrecht deberá permanecer en prisión preventiva justificada. Se le acabo el juego después de su cinismo al ser encontrado cenando tranquilamente en el Hunan, como si nada hubiera pasado.

El buen Emilio fue reconocido como Joven Líder Global, del Foro Económico Mundial, incluido por la revista Poder en la lista de los 40 hispanos de mayor impacto en EUA menor a 40 años. En 2010, recibió el Premio al Liderazgo como Embajador Hemisférico, por la Fundación del Consejo Americano de Negocios y fue calificado por la revista Poder como uno de los 100 mexicanos de mayor influencia.

Casado con Marielle Helene Eckes (hoy prófuga de la justicia, la alemana está envuelta en delitos como lavado de dinero y sobornos en México. Se cree que actualmente se encuentra en su país, de donde no ha podido ser extraditada), miembro de la socialité alemana, ya que su familia es la heredera de uno de los conglomerados de bebidas más grandes de Europa: Grupo Eckes-Granini valuado en miles de millones de euros.

Eckes-Granini Group GmbH es el mayor grupo empresarial especializado en la producción de zumo de frutas en Europa, Eckes AG, que tiene su sede en Nieder-Olm. Fundada como una empresa familiar en 1857, ha vendido desde entonces su negocio de licores alemán e internacional y se ha centrado exclusivamente en la producción y venta de bebidas de frutas. Tras la adquisición de la marca premium internacional Granini en 1994.

Marielle es investigada por la Fiscalía de Múnich por sospecha de lavado de dinero. Dos de sus propiedades al sureste de Alemania, un departamento cerca del Río Isar y una residencia con vista al Lago Starnberg al pie de los Alpes, fueron cateadas cuatro días después de que su esposo fue extraditado a México.

“Los investigadores indagan si Eckes y su esposo pudieron haber escondido dinero de los sobornos de México en Alemania o si al menos lo canalizaron a través de Alemania”.

La verdad es que no entiendo como teniéndolo todo casi resuelto de origen te involucras en toda esta trama sin necesidad alguna. Mi pregunta final es: ¿Qué pinche necesidad tenia Emilio de robar en Pemex? En fin:

“Muchas veces compramos el dinero demasiado caro”.