¿Pueden los Chargers llevarse su división?

Por Dante Lazcano

Hace unos 18 años, durante una recepción a la que nos invitó la familia Spanos justo previo a iniciar la pretemporada, en una playa de La Jolla, California, el maestro Marty Schottenheimer me dijo que la grandeza de un equipo siempre se medirá a través de la profundidad de su banca.

En ese momento la directiva del equipo gestaba la construcción de una franquicia a la que sí, le faltó el campeonato, y lo triste del asunto es que nos quedamos enganchados a la ilusión de lo que se pudo haber hecho gracias a lo conformado por John Butler y desarrollado por Marty Ball y lo cierto es que de aquel grupo ya nadie queda, incluso ya hasta hay gente en el Salón de la Fama como LaDainian Tomlinson y para colmo el equipo juega en Los Ángeles, pero bueno, fue una generación desaprovechada.

Esa profundidad en el roster fue la que le permitió incluso tener una lista de espera en la lista de boletos de temporada, era un equipo espectacular, programado constantemente en horario estelar, pero no le dieron mantenimiento ni continuidad y obviamente ese esfuerzo se desperdició.

Tras lo seleccionado en el draft la semana pasada y lo agarrado en la agencia libre una vez más llegamos al punto que sí, es un equipo interesante, con entrenador en jefe nuevo, puede ser una gran sorpresa, sin embargo, de nuevo vemos que ofensivamente no hay suplentes que sean capaces de brincar en el momento que empiecen a surgir lesionados.

En la línea ofensiva el tacle izquierdo, el que le dará vida a Justin Herbert, está un novato de primera ronda como Rashawn Slater pero luego vemos a un inconsistente Trey Pipkins y un desconocido Kyle Spalding.

De guardias izquierdos aparecen los recién llegados Aboushi Oday y Tyre Saint Louis.

La posición de centro Corey Linsley como agente libre y otro que no termina de madurar Scott Quessenberry.

De guardias derechos va el agente libre recién llegado Matt Feiler, el novato de quinta ronda Jaimes Brenden y Gilliam Nathan.

Detrás de Keenan Allen y Mike Williams en las posiciones de receptores el roster muestra a Tyron Johnson, Josh Palmer y Jalen Guyton, este quizá está a la altura.

Los alas cerrados están el recién llegado Jared Cook, Stephen Anderson y Tre´ McKitty, tercera ronda.

De “corebacs” aparece el novato del año, Justin Herbert y detrás viene Daniel Chase así como el eterno suplente Easton Stick.

De corredores van Austin Ekeler, Justin Jackosn y Joshua Kelly, es la única unidad sólida, y de corredor de poder Gabe Nabers.

Después de la breve revisión yo le pregunto estimado lector: ¿Le alcanza a equipo con ese grupo de jóvenes a aspirar al campeonato de la división Oeste de la Conferencia Americana?

¿Está conformado el grupo para arrebatarle el cetro a los Kansas City Chiefs?

El rol de juegos, que ya no alcanzamos a mencionarlo debido a que fue por la noche la develación, no es el más sencillo ya que son por lo menos cuatro rivales que hicieron la postemporada el año pasado, e insisto, con ese grupo de jugadores al ataque yo veo complicado que al grupo le alcance y de la defensiva platicaremos hasta la siguiente semana.

Mis dos centavos

Será un año ganador.