Proyecciones 2024

Por Roberto Vega Solís

Feliz año nuevo. Te deseo que tengas un 2024 lleno de salud, proyectos exitosos, alegrías y muchas experiencias positivas. 2023 fue un año con un comportamiento económico mejor que el esperado debido a la gran inversión que recibimos, con diversos desafíos en Seguridad, Educación, Salud, Estado de Derecho y grandes golpes a los contrapesos del país.

En el año que comienza, el evento más importante serán las elecciones más grandes de la historia con más de 20 mil posiciones en juego en donde tendremos nueva presidenta del país, 9 nuevos gobernadores, nuevas configuraciones en el congreso de la unión y el Senado de la República, así como nuevo Jefe de la Ciudad de México. En Baja California tendremos nuevos alcaldes y nuevo congreso del estado.

Será un año de mucha actividad proselitista, de un tremendo gasto social. Me preocupan los dos billones de pesos de deuda que están presupuestados para inversiones improductivas -mayormente gasto social electorero- y generará mucha presión en las finanzas públicas. Los grandes proyectos sin mucha trascendencia y poco rentables como el tren maya, la refinería Dos bocas, la línea aérea Mexicana, etc., sólo consumen enormes cantidades de dinero público, generan compromisos financieros a largo plazo y distraen de las verdaderas inversiones necesarias.

En 2024 queremos ver una estrategia coordinada y eficaz de seguridad. Los mexicanos queremos vivir en paz. También hacemos votos por una mayor inversión para fortalecer el sistema educativo, nuestra niñez merece tener los mejores recursos para adquirir la mejor formación académica.

Necesitamos también un sistema de Salud que funcione, en donde todos tengamos acceso y que se cuente con los mejores médicos, tecnología de punta y los medicamentos disponibles. Está comprobado que los gobiernos no saben hacer empresas. No tienen la formación, ni la vocación, ni la experiencia de hacer negocios que funcionen, que entreguen resultados y que hagan sentido financiero.

Hago votos porque se mantengan los contrapesos necesarios para que se eviten los actos autoritarios. Necesitamos una Suprema Corte de Justicia libre e independiente. Organismos autónomos fuertes, y este año más que nunca necesitamos un INE fortalecido y con los recursos necesarios para poder hacer su trabajo.

Hoy los empresarios tenemos la gran responsabilidad de motivar, impulsar y apoyar a nuestros colaboradores a participar en el proceso electoral, que se logren los equilibrios. Que se mantenga la esperanza que si es posible un mejor país, fuerte, unido, líder, solvente, moderno, seguro, educado, transparente, en donde todos trabajemos en libertad y con oportunidad. Porque nadie es mejor que todos juntos. ¡Que sea un gran año!