Proponen reducir rutas de transporte en Tijuana para mejorar eficiencia

La propuesta busca reducir el número de rutas para mejorar la eficiencia y movilidad en la ciudad. Archivo/Cortesía

Redacción/Infobaja

Tijuana.– La operación del transporte público en Tijuana podría ser más eficiente con una reducción significativa en el número de rutas, según el especialista en movilidad Tomás Pérez Vargas. Actualmente, 161 rutas de taxis y camiones están en operación, pero Pérez Vargas sugiere que 50 o 60 rutas serían suficientes para brindar un servicio adecuado a la ciudadanía.

De acuerdo con el Instituto de Movilidad Sustentable (IMOS), Tijuana cuenta con 161 rutas de transporte público. Pérez Vargas sostiene que una reingeniería en el uso de estas rutas es crucial para mejorar la movilidad, proponiendo reducir la cantidad de rutas a solo una tercera parte.

“En el último estudio que realizamos hace algunos años, encontramos que había más de 230 rutas, cuando solo se necesitarían unas 50 o 60 para cubrir toda la ciudad de manera efectiva”, comentó Pérez Vargas.

El especialista destacó que mantener la misma cantidad de vías de traslado y concesionarias tiene un impacto directo en el tránsito diario. Ajustar las unidades de transporte público para cubrir zonas con déficit de servicio podría mejorar significativamente la experiencia de los pasajeros, aunque esto requeriría inversión o nuevas iniciativas.

Como ejemplo del exceso de rutas, Pérez Vargas mencionó el bulevar Agua Caliente, donde coexisten taxis, microbuses y autobuses distribuidos en hasta 28 rutas diferentes.

Pérez Vargas también señaló que la falta de un crecimiento ordenado del padrón vehicular, junto con la carencia de una planificación adecuada para integrar más unidades, ha exacerbado los problemas de tráfico actuales.

“Tener tantas rutas genera una ineficiencia increíble. Aunque se están haciendo esfuerzos significativos, como en la ruta Agua Caliente, hay demasiadas rutas en operación”, afirmó.

El especialista criticó la falta de atención gubernamental al problema del exceso de rutas y la ineficiencia resultante. «Es un tema muy complejo, y tristemente no han visto la gran ineficiencia. Si pudieran ver los números, se organizarían, pero por alguna razón no quieren hacerlo», concluyó Pérez Vargas.

La propuesta de reducir las rutas de transporte en Tijuana busca mejorar la movilidad y la eficiencia del servicio, enfrentando los desafíos actuales del tráfico y la distribución desordenada de rutas.