Promueven estímulos fiscales a empresas que contraten jóvenes y adultos mayores

Mexicali.- El Coordinador del Grupo Parlamentario del PRI, René Mendívil Acosta, presentó una iniciativa con proyecto de decreto, con el objetivo de otorgar estímulos fiscales, a las empresas que otorguen un empleo a jóvenes de 18 a 29 años, adultos mayores de 60 años, discapacitados y madres de familia, el objetivo, señaló el Diputado, es abatir la tasa de desempleo que tiene la entidad, que actualmente supera los 90 mil bajacalifornianos que no han podido obtener un trabajo formal.
 

“Estamos convencidos de la necesidad de establecer casos de excepción para apoyar a quienes más lo necesitan y que se encuentran en algún estado de vulnerabilidad, en relación con los demás sectores de la población económicamente activa. Es preciso destacar que el informe laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, presentado en julio de 2014, establece que de la población económicamente activa, 90 mil 191 personas se encuentran en desocupación laboral, representando este índice una tasa de 5.9 por ciento, superior al 4.8 nacional, la cual coloca a nuestro Estado en la posición número 28 a nivel nacional”, reveló.
 

A nombre de los Diputados del PRI, PT, PVEM y PES, el Legislador detalló que la propuesta que busca reformar la Ley de Hacienda del Estado y la Ley de Fomento a la Competitividad y Desarrollo Económico, ambas de la entidad, tiene como objetivo exentar de pago del impuesto sobre remuneraciones al trabajo personal, mejor conocido como impuesto sobre nómina, a quienes contraten a personas mayores de 60 años de edad y a jóvenes, además de que se contemplan diversos estímulos fiscales a quienes contraten a madres jefas de familia y personas con discapacidad.
 

Mendívil Acosta advirtió la urgencia de implementar mecanismos que incentiven al sector empresarial del Estado, por una parte, reduciendo los umbrales o requisitos para que un mayor número de empresas sean beneficiadas y, por otra, que obtengan incentivos fiscales al contratar personas en situación de vulnerabilidad para que se integren al sector productivo de la sociedad y con ello combatir las tasas que colocan a nuestra Entidad en los últimos lugares de desocupación laboral, generando así mayor prosperidad para las familias bajacalifornianas.
 

“Se deben otorgar los mayores incentivos fiscales a quienes presentan dificultades para encontrar trabajo que son los adultos mayores de 60 años, las personas con discapacidad, las madres jefas de familia y los jóvenes, aun y quienes se encuentran estudiando o bien han terminado una carrera universitaria o técnica, por el hecho de no contar con la suficiente experiencia que requieren quienes contratan personal”, señaló.
 

Finalmente dijo que México es un país en deuda con adultos mayores, quienes todavía cuentan con el coraje y la fuerza para integrarse al mercado laboral y aportar su experiencia para el desarrollo productivo del estado. De la misma manera, es responsabilidad del Estado generar las condiciones para la inclusión plena de las personas con discapacidad; esto solo es posible si les brindamos oportunidades para su desarrollo profesional, a través de estímulos a las empresas que los contraten.