Prohíben a Margarito continuar pelea; gana Cotto título Superwelter

NUEVA YORK.- La pelea más polémica del año terminó con un Antonio Margarito rogándole a Anthony Curreri, de la comisión Atlética de Nueva York, para que no detuviera la contienda, pero eso no sucedió. 

La noche del sábado en el Madison Square Garden, el médico hizo de oídos sordos y con miras a evitar un accidente decidió no darle permiso al mexicano para que saliera a terminar los dos rounds que le restaban.

Después de nueve episodios, en los que sólo logró ganar dos, el tijuanense tuvo que resignarse con una octava derrota en su récord profesional; provocando que el boricua Miguel Ángel Cotto retuviera la corona Superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo, publicó Milenio.

“Sabía que el ojo sería una forma de detenerme la pelea. Lo sigo diciendo ahora, pega como niña. No me lastimó en toda la pelea.

No estoy contento con el resultado yo podría haber ganado en los dos rounds que restaban”, dijo Margarito, quien de principio a fin de la contienda sintió la enemistad con el público y tuvo que abandonar el Madison Square Garden custodiado para evitar que los fanáticos pasaran de decirle “puto” a los golpes.

(Información tomada de Milenio)