Prioridad respetar derechos a modernizar penitenciarias: Abogados

Tijuana.- Lo que se necesita es el respeto a los derechos humanos de los internos de penitenciarias y a sus familias, lejos de modernizar los sistemas penitenciarios, consideró el presidente del Colegio de Abogados de Tijuana, Román Aboytes Hernández.

El Presidente del colegio hizo este posicionamiento en relación a la visita del Comisionado Nacional de Seguridad Pública, Renato Sales Heredia, quien encabezó los trabajos de la Sesión Extraordinaria de la Conferencia Nacional del Sistema Nacional del Sistema Penitenciario en Tijuana y señaló que tienen como objetivo principal homologar los criterios en el sistema carcelario en nuestro país.

“Ciertamente es importante la coordinación para ejecutar acciones integrales de una reinserción en los internos, sin embargo, algo debe estar sucediendo ya que dichos programas no están funcionando porque no vemos a la mayoría de los internos reinsertos en la sociedad cuando salen de las cárceles”.

En este sentido Aboytes Hernández consideró que las autoridades están más enfocadas en la modernización de las instalaciones, en la compra y utilización de más tecnología, inclusive en la construcción de penitencias más grandes, pero no en mejores programas para los internos, para su preparación académica, formación de valores, conocimiento de un oficio, practica de deporte, entre otros puntos más.

“Nosotros como Abogados tenemos conocimiento de lo que padecen los familiares al momento de pasar por los filtros de seguridad al ingresar a la Penitenciaria para visitar a los internos, son medidas totalmente degradantes, pero no lo quieren denunciar por miedo a que se desquiten con los internos, de ahí nuestro llamado a la autoridad  a que también ponga atención a vigilar estas acciones respetando los derechos humanos”, comentó.

Aboytes Hernández recordó que ya hay señalamientos por parte de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en el sentido que guardan las instalaciones donde se ponen los castigos a los internos, mismas que son indignas e insalubres, por lo que antes de hablar de una coordinación y modernización, habrá que mejorar en lo más elemental y básico que es respetar los derechos humanos de los internos y los familiares.

“No podemos aplaudir que se anuncie con bombo y platillo, unidades de inteligencia, construcciones  de grandes penales, más programas de coordinación, cuando vemos que no existe una verdadera reinserción social de los internos y que los derechos humanos de los familiares son vulnerados al ingresar al penal al visitar a sus familiares”