Prevalecen ataques a AMLO en primer debate presidencial

Redacción/Infobaja

México.- Los cinco candidatos a la presidencia de México expusieron este domingo sus propuestas y puntos de vista en el primer debate presidencial realizado en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde uno de los puntos que prevaleció fueron los señalamientos contra Andrés Manuel López Obrador.

Como puntero en las encuestas, se anticipaba que López Obrador, candidato de las coalición Juntos Haremos Historia (Morena, Partido del Trabajo y Encuentro Social), fuera blanco del resto de los candidatos presentes: José Antonio Meade, de la Coalición Todos por México (Partido Revolucionario Institucional, Encuentro Social, Partido Verde Escologista); Ricardo Anaya, de la coalición Por México al Frente (Partido Acción Nacional, Partido de la Revolución Democrática, Movimiento Ciudadano); así como los candidatos independientes Jaime Rodríguez Calderón y Margarita Zavala.

A lo largo del debate, Anaya se concentró en disparar contra López Obrador, quien a su vez mencionó se dijo en diversas ocasiones ser el dirigente de un movimiento de transformación de México; Meade se esmeró en presentarse como un candidato honesto y con experiencia; Rodríguez Calderón «El Bronco» se fue contra los partidos políticos, a la vez que Zavala fue tras el voto de las mujeres.

Con el tema general de política y gobierno, los candidatos expusieron por dos horas sus puntos de vista sobre los temas y alusiones a situaciones particulares de cada uno.

Las temáticas se dividieron en tres bloques: Seguridad Pública y Violencia; Combate a la Corrupción e Impunidad; Democracia, Pluralismo y Grupos Vulnerables.

Durante el desarrollo del debate, los candidatos a la presidencia usaron gran parte de su tiempo para realizar señalamientos en contra de López Obrador, haciendo alusión principalmente a sus declaraciones sobre otorgar amnistía a delincuentes del crimen organizado, donde éste contestó que es algo que se tiene que analizar en conjunto con la sociedad pues la violencia no se combate con violencia.

Ricardo Anaya, candidato que se enfocó en mayor medida a señalar a López Obrador, fue cuestionado sobre el escándalo de la compra de una nave industrial, donde aseguró que ha sido principalmente un ataque mediático. pues la Procuraduría General de la República (PGR) no tiene una denuncia formal en su contra.

Durante toda sus intervenciones utilizó mucho cartones con datos que desestimaban logros del abanderado de Morena cuando fue jefe de gobierno del entonces Distrito Federal, ahora Ciudad de México.

Jaime Rodríguez Calderón generó polémica en redes sociales por sus declaraciones de que propondrá «mocharle la mano al que robe» de forma literal a los servidores públicos que incurran en actos de corrupción, como medida para atacar este problema.

También invitó a los otros candidatos respaldados por partidos políticos a firmar un documento que quiso entregarles en el que se comprometen a regresar el financiamiento público de sus campañas como un acto de honestidad, donde López Obrador se negó primero a firmarlo y después a pasarlo a los demás.

A «El Bronco» le preguntaron si mintió al prometer que concluiría su adminsitración como gobernador de Nuevo León, a lo que contestó que sí lo hizo y está asumiendo las consecuencias de ello.

Margarita Zavala centró su discurso en ser defensora de los ciudadanos en los temas de inseguridad y corrupción, aunque tartamudeó en la mayoría de sus intervenciones, y llamó al voto de las mujeres argumentando que conoce de primera mano los problemas de género.

Cuando se le preguntó sobre cómo sería diferente su gobierno al de su esposo, el ex presidente de México, Felipe Calderón, pero se limitó a ocupar su tiempo argumentando que ella es su propia persona.

José Antonio Meade también utilizó tiempo de sus participaciones para hacer señalamientos en contra de López Obrador, y al ser cuestionado sobre los diferentes problemas que se han presentado en la administración del aun presidente Enrique Peña Nieto, evadió los cuestionamientos y se remitió a decir que es un candidato ciudadano impulsado por la Coalición.

Andrés Manuel López Obrador fue el blanco de los ataques durante el debate, algo que él mismo comentó en más de una ocasión; sin embargo, fue quien más evadió los cuestionamientos sobre temas concretos, diciendo que él no le fallará al pueblo de México y que en caso de no ser así, el dejará el cargo de presidente, donde en su mandato se realizará cada dos años consulta popular para decidir si sigue en el cargo.

El siguiente debate presidencial se realizará el próximo domingo 20 de mayo a las 7:30 horas del Pacífico, en las instalaciones de la Universidad Autónoma de Baja California, campus Tijuana.