Presentan plataforma que busca disminuir la desigualdad económica

santo vecino
“Buscamos crecer a cuatro millones de usuarios en los próximos cinco años”, dijo Raquel Henares. Fotografía: Manuel Ayala

Por Manuel Ayala

Tijuana.- Santo Vecino es una plataforma de intercambio de bienes y servicios sin fines de lucro, una especie de nuevo trueque en el que las personas puede emplearse a cambio del pago de su renta, por clases de inglés o por algún artículo que requieran para su hogar.

Raquel Henares, fundadora de esta plataforma, señaló que se trata de proyecto social que pretende contribuir a disminuir la desigualdad económica, el desempleo y el aislamiento, además que busca ser estratégico en el uso de los recursos (sustentabilidad), generando oportunidades entre los usuarios.

“Santo Vecino está diseñado para que una amplia variedad de personas participe, incluidos profesionales y la clase trabajadora. La plataforma fomenta la colaboración y el intercambio entre sus usuarios, sin importar su condición económica. Los profesionales pueden utilizar la plataforma para promocionar sus servicios, y la clase trabajadora puede encontrar oportunidades laborales” explicó.

“Ante un mundo que enfrenta desigualdad social, desempleo, crisis económicas y talentos desperdiciados, este proyecto busca consolidarse como una alternativa sostenible para mejorar las condiciones de las familias mexicanas, y, en un futuro de Latinoamérica. Buscamos crecer a cuatro millones de usuarios en los próximos cinco años y, lograr extendernos a Latinoamérica”, destacó. 

Henares refirió que la plataforma ha rescatado el modelo prehispánico de trueque para fomentar la economía colaborativa entre los usuarios mexicanos, mediante el intercambio de servicios sin transacción monetaria directa, lo cual ha beneficiado a familias que lograron vencer el desempleo o que cubrieron distintas necesidades como educación, medicinas o pago directo de sus recibos de agua o luz, entre otras cosas.

“Un caso que nos cautivó fue del dueño de una tintorería que necesitaba clases de computación para su hijo y a través de Santo Vecino contactó a Víctor, maestro de secundaria en el área de tecnología. Víctor, necesitaba planchar sus camisas todas las mañanas para ir al colegio. Ambos coincidieron en Santo Vecino y hoy por hoy siguen conservando el trueque”, detalló la fundadora.

Resaltó que las personas que se inscriben en Santo Vecino pueden experimentar varios beneficios en términos de empleo, incluyendo: Generación de oportunidades laborales a través de intercambios de bienes y servicios; la posibilidad de obtener insumos básicos a través de intercambios, lo que puede ser beneficioso en situaciones de desempleo o escasez de recursos.

Además, que la plataforma fomenta una economía más colaborativa y sostenible, lo que puede atraer a aquellos que desean un enfoque más comunitario y menos centrado en el consumismo; también podrán emplearse a través de empresas que busquen trabajos puntuales a cambio de insumos o remuneración en especie.

“La experiencia de emplearse por intercambio de servicios puede variar según la oferta y demanda de la plataforma y la región en la que opera”, puntualizó, “pero para muchas personas, puede ser una alternativa valiosa para obtener lo que necesitan o generar ingresos de una manera más colaborativa y social”.