Presentan en Canaco acuerdo ambiental voluntario

Tijuana.- El Acuerdo Voluntario para la Gestión Integral de las Sustancias Químicas, fue presentado a un grupo de empresas de la localidad en las instalaciones de la Canaco a las que se invitó a sumarse.
El evento fue inaugurado por el presidente de Canaco, Gilberto Leyva Camacho, quien destacó la importancia de que el comercio e industria, sean coadyuvantes en el cuidado del medio ambiente, así como la sociedad en general.

Contribuir a mejorar la gestión integral de las sustancias químicas durante su ciclo de vida, para prevenir y disminuir los riesgos y sus efectos adversos a la salud humana y al medio ambiente, es uno de los objetivos de esta iniciativa, explicó el director general de Gestión Integral de Materiales Actividades Riesgosas de la Semarnat, Luis Eduardo De Ávila Rueda.

El manejo inadecuado de las sustancias químicas a lo largo de su ciclo de vida, dijo, ha provocado 4.9 millones de muertes y 86 millones de años saludables perdidos a nivel mundial.

Esto incluyendo las emisiones del transporte,  el humo del tabaco y la inhalación indebida de solventes y otros factores, puntualizó.  

En lo que respecta a México indicó, ocupó la posición 14 entre los mayores importadores y 28 como exportador de productos químicos en 2012.

“Esto que muestra la envergadura del mercado de sustancias químicas de nuestro país¨, planteó.

El Enfoque Estratégico para la Gestión de los Productos Químicos a Nivel Internacional (SAICM, por sus siglas en inglés), explicó,  es una iniciativa global de carácter multisectorial  voluntaria, dentro del sistema de Naciones Unidas.

El objetivo, detalló, es asegurar que para el año 2020, las sustancias químicas sean  producidas y utilizadas en formas tales que reduzcan significativamente los efectos adversos al medio ambiente y a la salud.

De Ávila Rueda, mencionó que  México, al igual que el resto del mundo enfrenta el reto de lograr un desarrollo sustentable en donde se asegure el bienestar de los sistemas ambiental y social.

A pesar de los logros alcanzados  en el marco normativo nacional sobre sustancias químicas, planteó que se observan oportunidades de mejora, entre éstas, la asignación óptima de competencias entre las dependencias de la administración pública.

También dijo que se requiere mayor información que promueva un manejo seguro de las sustancias y asegurar mayores recursos para verificar el cumplimiento regulatorio y procedimientos administrativos eficientes.

Por otra parte planteó que los productos de consumo en el mercado, requieren mejorar la información que presentan sus etiquetas y/o publicidad, para dar a conocer las condiciones de seguridad a lo largo de su ciclo de vida.

El Acuerdo Nacional Voluntario,  indicó,  pretende ser integrador de voluntades que durante muchos años han aportado para mejorar la salud  y el medio ambiente.

¨Vamos a intentar a ser una caja de resonancia de todos aquellos granitos de arena que aporten a este acuerdo y si todos aportamos, si logramos unir todas estas voluntades, vamos a lograr solidificar compromisos¨, destacó.

Entre los participantes se encontraban José Carmelo Zavala, consejero presidente del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable (CCDS ) región Noroeste y Karla Isabel Acosta Resendi, Directora General de Inspección Ambiental en Puertos, Aeropuertos y Fronteras de la Profepa.

También Laura Silvan,  del Proyecto Fronterizo de Educación Ambiental y  Rubén Sepúlveda Márques, por parte de la Universidad Autónoma de Baja California de Baja California.

 

Las empresas que se sumen a este acuerdo  deberán seguir el siguiente decálogo:

1.-Realizar acciones que contribuyan a proteger la salud de la población mexicana, actual y futura, ante la falta de información sobre la gestión integral de las sustancias químicas, con énfasis en la protección a grupos vulnerables y sectores marginados.

2.-Asumir la responsabilidad en el ámbito de nuestras funciones, para evitar daño al medio ambiente por el manejo inadecuado de las sustancias químicas en su ciclo de vida.

3.-Velar y respetar el derecho a conocer y entender los efectos adversos que pueden provocar las sustancias químicas en la salud humana y el ambiente, así como comunicar y difundir los riesgos asociados a su manejo inadecuado.

4.-Actuar conforme a códigos de ética y conducta, trabajando de manera coordinada para disminuir la huella ambiental que generan todas aquellas actividades que utilizan sustancias químicas.

5.-Propiciar la aplicación de mejores prácticas en el manejo de sustancias  químicas superando el marco regulatorio nacional.

6.-Revisar y mejorar el marco jurídico de la gestión integral de las sustancias químicas en México, para fortalecer la competitividad de todos los sectores involucrados.

7.-Considerar con carácter prioritario la aplicación de medidas preventivas y educativas para la reducción de riesgos a la salud humana y al ambiente.

8.-Promover entre los sectores involucrados en la gestión integral de sustancias químicas, la formulación y aplicación de programas de seguridad.

9.-Formular, adoptar y difundir acciones para combatir prácticas inapropiadas que afecten la gestión integral de las sustancias químicas.

10.-Compartir conocimientos, habilidades y experiencia en la gestión integral de las sustancias químicas para elevar el bienestar de los mexicanos.