Posible ampararse ante aumento de combustible: fiscalista

Tijuana.- Contribuyentes y dueños de estaciones de gasolina pueden solicitar el Recurso de Amparo y con ello revertir el aumento a los combustibles que entró en vigor este 2017, informó el abogado fiscal Jorge Alberto Pickett Corona.

Informó en un comunicado que ante el incremento hasta en un 20 por ciento, los contribuyentes tienen la opción de acudir al amparo y buscar que el Poder Judicial de la Federación decrete a esta acción como inconstitucional, toda vez que está viciada.

Afirmó que esta medida es derivada de la Reforma Energética y de la Reforma Hacendaria, mismas que resultan a todas luces violatorias de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, específicamente los artículos 28 y 31, fracción IV de nuestra Carta Magna.

El citado medio de control sería un amparo indirecto, mismo que deberá ser promovido ante el Poder Judicial de la Federación dentro de los 15 días del primer acto de aplicación, es decir desde que se tuvo el alza a los precios, por lo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación tendrá que resolverlos de acuerdo al número que se presenten, precisó.

En ese sentido, Pickett Corona, afirmó que resulta importante mencionar que el Congreso de la Unión violó el artículo 28 de la Constitución al momento de derogar la fracción primera del artículo 14 transitorio de la Ley de Hidrocarburos.

Lo anterior permitió a la autoridad adelantar un año la liberación del precio de la gasolina decretado el pasado 27 de diciembre de 2016, hecho que estaba planeado para el 2018, sin embargo se realizó en el presente año con la teoría de atraer más empresas del gremio a México.

“El factor principal del aumento de la gasolina es el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios, mismo que actualmente es de seis pesos de cada litro, acción que es inconstitucional porque violenta los principios de equidad y proporcionalidad tributaria”, expresó.

El Fiscalista aseguró que sin duda alguna el aumento a la gasolina afectará los bolsillos de los automovilistas, transporte público y fletes, trayendo consigo un efecto dominó sobre los demás bienes y servicios, tales como la canasta básica.

Consideró que el Gobierno Federal se quedó corto con el aumento –aunque fue histórico- al Salario Mínimo, al elevarlo a $80.04, sin embargo aún resultará insuficiente para solventar las obligaciones.

“Actualmente nuestra ciudad se encuentra posicionada como una de las de mayor inflación derivado del aumento del IVA, de ahí que este gasolinazo la afectará más, hecho por el cual se debe pensar más en una defensa jurídica que en marchas y bloqueos de estaciones que son simples franquicias de PEMEX”, concluyó.