¿Por qué inició tu búsqueda de otro empleo?

Autor: Por Héctor Fernando Guerrero Rodríguez

Correo: hector.guerrero@medtronic.com

Twitter: @HectorFGuerrero

 

*Gerente de Recursos Humanos Medtronic México. Ex Presidente de ARHITAC

 

Detectar las razones de raíz de la rotación de personal a nivel profesionista o gerencial se torna un tanto complicado cuando el 90% de los que renuncian coinciden en responder que lo hacen por un mejor empleo o un mayor salario.

Al final del día, ¿Quién no lo hace por alguna de esas razones? Salvo que la empresa en la que se labore esté cerrando operaciones, seria hasta tanto insensato renunciar a un empleo para ir a trabajar a otro lugar donde se vaya a recibir una remuneración menor, es decir donde paguen menos. A reserva de que la situación para el colaborador sea realmente insostenible en la cual puede llegar a renunciar sin tener siquiera otro empleo en mano.

Decir que se estaba muy contento en la empresa pero que surgió una mejor oportunidad, es en cierta forma un intento por dejar puertas abiertas para futuras referencias o incluso ser contratado de nuevo más adelante. De ahí que la respuesta no arroje información valiosa.

Preguntar durante la entrevista de salida el motivo de renuncia, es enfocarse más en la forma en la que empleado resolvió su inconformidad con la empresa que en lo que la originó. Es como si un doctor se enfocara más en lo que el paciente decidió hacer con sus síntomas que en lo que originó su enfermedad.

Leigh Braham, autor de “Las 7 Razones Ocultas por las que se van los Empleados” afirma que existe todo un proceso de desvinculación del empleado para con la empresa, el cual inicia cuando este comienza a preguntarse a sí mismo si está en el lugar correcto para desarrollar su carrera. Posteriormente empieza a considerar seriamente la opción de la renuncia.

Sin embargo en esta etapa aun es rescatable el colaborador, ya que de alguna manera internamente aun trata de cambiar de opinión. Si no ocurre algo que lo haga cambiar de parecer, sucede la “renuncia moral” que es cuando decide finalmente iniciar con la búsqueda de otro empleo.

A partir de tal punto es muy complicado retener al trabajador, ya que su enfoque está más en no dejar ir oportunidades que puedan saltarle a la vista fuera de su compañía que en buscar la forma de permanecer. Hasta que llega el momento en que recibe una oferta que no puede rechazar.

Así pues, basado en el proceso en el proceso de desvinculación que nos expone Braham, la pregunta que nos puede llevar con mayor certeza a la raíz del problema, es aquella que ataca el momento en el que surge la “renuncia moral”, la cual puede ser: ¿Qué te motivó iniciar con tu búsqueda de otro empleo?

Preguntar la razón por la cual un empleado inició con la búsqueda de oportunidades fuera de su empresa actual, es indagar el origen de  la patología laboral en términos de rotación de personal.

Las causas pueden ser tan graves como un mal ambiente de trabajo oculto a la vista de la alta dirección, problemas de liderazgo de los mandos medios, como hasta algo tan simple como un problema de percepción o comunicación que de haberse atendido a tiempo, se hubiera evitado la pérdida de un colaborador valioso.

La pregunta adecuada que permita llevar a cabo medidas que eviten nuestro empleados renuncien moralmente a la empresa, puede ser la clave para retener eficazmente al personal calificado.