Por los alienígenas alucinantes

Por CineMan

Valerian y la ciudad de los mil planetas

La nueva película del escritor y director Luc Besson, es un trabajo de vasta imaginación, gran colorido y poca importancia al seguimiento de su propia trama.

En el futuro existe la estación espacial Alpha, que alberga a cientos de especies de vida, que se han contactado a lo largo de los años de diferentes partes del universo. El ministerio de defensa, envía a sus dos agentes especiales Valerian (Dane DeHaan) y Laureline (Cara Delevingne), en una misión para recuperar artefactos misteriosos que pertenecen a una raza alienígena que sufrió la destrucción de su planeta.

Impecables efectos especiales y diseño de producción. Desde el inicio la cinta logra cautivarte porque vemos un interesante desfile de alienígenas, cada uno más curioso que el anterior. Esta es la base del porque continuas viendo con toda atención, esa sensación de alimentar tu curiosidad con estimulantes visuales. Sin embargo lamentablemente la película está estructurada solo para que la siguiente escena de acción, contenga alienígenas más raros y entretenidos que la anterior escena.

El tiempo se desempeña en la suma de narrativas indirectas, que momentáneamente hacen que la trama se mueva. Se separan y vemos como Laureline nos lleva por sus aventuras sobrellevando varios obstáculos, que incluyen cazar a un alienígena para usarlo como forma de ver dónde encontrar a Valerian. Poco después se vuelven a separar y ahora Valerian debe rescatar a Laureline por medio de liberar a la alienígena Bubble (Rihanna) que cambia de formas y se compromete a ayudarle.

Se definieron de manera obvia los personajes, incluso me pareció fallada la forma de como desarrollaron la relación de los protagonistas, es decir Valerian me resultoó prácticamente como un bully emocional, casi acosador y Laureline aunque soldado muy capaz, terminó siendo una “chica James Bond”. Es curioso, pero los personajes alienígenos llevan más peso y trascendencia en la trama que los humanos.

Con Valerian recibes lo que ves en el poster, un amontonamiento de alienígenas de todas formas y colores (me hizo pensar en Jupiter Ascending de los hermanos Wachowski). Aunque está lejos de revivir la frescura que tuvo The Fifth Element del mismo Besson, esta película sí tiene apenas lo suficiente para que te mantengas entretenida y disfrutando.

(Súper Recomendable, Recomendable, Poco Recomendable, Nada Recomendable)

  • Mi Calificación: Recomendable
  • Mi Calificación al cine donde la vi: Cinemex Plaza Pavilion = Experiencia Positiva. Todo estuvo bien.