El cambio de Roberto

Por Juan José Alonso Llera

 “No digo que no sirva. Lo que digo es: sirve para lo que sirve y no sirve para lo que desafortunadamente no sirve”.

Hugo López-Gatell Ramírez (el inepto)

El pasado lunes la Coparmex Tijuana tuvo a bien cambiar de presidente, el ganador Roberto, sustituye al Roberto actual que termina una gestión mediocre, con “errores” financieros, con la perdida de la mitad de la membresía, con algún miembro “borrachín”, con la modificación de estatutos para alargar el mandato y con una larga lista de pésimas gestiones que han hundido el organismo, que en años pasados era un contrapeso real al gobierno y hoy deja mucho que desear.

Las esperanzas están puestas ahora en el licenciado Vega, que trae juventud, capacidad, un plan inteligente de reconversión para reposicionar al golpeado sindicato en contra de dos traidores internos que le hicieron guerra muy sucia. Espero de todo corazón que logre el renacimiento del organismo otrora combativo, inteligente, capaz y mediador entre el gobierno y el sector empresarial. Motivo por el cual lo único que me queda es contarles una historia y plasmarla como mensaje:

Apeles solía mostrar sus cuadros en público para saber si a la gente le gustaban y perfeccionar los detalles que no les convencieran. En una de esas exposiciones, un zapatero criticó la forma de las sandalias que lucía de uno de los personajes que había pintado. Apeles aceptó la crítica y decidió modificarlas. Cuando terminó, volvió a exponer el cuadro en la plaza. Cuando el zapatero lo vio, notó que el pintor había prestado atención a sus palabras, así que decidió criticar más elementos del retrato. Apeles se limitó a decirle: “Ne supra crepidam sutor iudicaret”, que vendría siendo: “No opines más arriba de los zapatos”.

Más tarde se popularizó la expresión “Zapatero, a tus zapatos”, la cual se utiliza para acallar a las personas que intentan criticar cosas que no son de su competencia. Y ese es precisamente el significado de la palabra Ultracrepidiano.Así de claro.

La Ineptitud es la falta de destreza, habilidad o competencia. Un médico demostraría su ineptitud en la práctica de la medicina si por error retira el bazo de un paciente en lugar de su riñón. Ineptitud e incompetencia son sinónimos para describir a las personas que no tienen absolutamente ninguna idea de lo que están haciendo. Definitivamente no es una cualidad que te gustaría en un piloto, que podría demostrar su ineptitud precipitando un avión lleno de pasajeros a toda velocidad hacia el suelo.

“Los hombres siempre desaprueban lo que no son capaces de hacer.”

Aquí ha quedado claro que algunos líderes empresariales no han podido desarrollar un vínculo o entendimiento con los nuevos tiempos, lo que causa dificultades a corto plazo (todo lo antes mencionado). El cambio generacional supondrá un cambio en los paradigmas, identidades y hasta valores de las empresas, industria e instituciones.

Hoy se da una nueva oportunidad para Coparmex.

“Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes.”

El Alquimista siempre estará al pendiente de las gestiones que a mi opinión afectan el actuar de mi sociedad, tanto públicos, privados, empresariales y gubernamentales.