Por el verdadero progreso de México

Por Jorge Barreto

El presidente en turno está definitivamente perdiendo piso, embriagado de poder.

Y en efecto, tiene un poder absoluto pero no lo está usando para promover a México hacia situaciones reales de bienestar, sino sólo para detentar un poder absoluto, sin ninguna obligación de dar cuentas a nadie, buscando pleito hasta con el espejo.

Lo que no sabe es que ha ofendido a tanta gente y lo sigue haciendo, lo que será su debacle igual que el de su marioneta, ya que todos esos votos se irán sin duda alguna al Frente.

Su cacareada 4T se está desmoronando y la Sheinbaum sigue instalada en ella. Esperamos que así siga para asegurar el triunfo de Xóchitl  y ver de nuevo en México un panorama de progreso y auténtico bienestar.

El encono, el insulto y la hostilidad constante contra los enemigos virtuales de López Obrador como son los conservadores, sin forma y sin nombre y sus enemigos fabricados como la SCJN ahora, y como fue el INE hasta que no entró una presidenta “a modo” dejó sus ataques vitriólicos.

Definitivamente el comportamiento humano, buscando poder o privilegios, pasa encima de principios, de compromisos, de promesas, de juramentos legales y es lo que estamos contemplando en este momento en nuestra nación.

Esperemos que con el cambio de gobierno en 2024 desaparezca todo lo que frene el correcto desarrollo de México. “Por el verdadero progreso de México”.