Pone UABC intérpretes a alumnos sordos

Por Ilse Casillas/Infobaja

Tijuana.- Se calcula que alrededor del 12% de la población en nuestro país vive con discapacidad auditiva. Sin embargo, no existen muchos programas que permitan a la población sorda integrarse por completo a la sociedad.

Pensando en ellos, el Programa De Orientación Al Sordo (PROSOR) se esfuerza por hacerles accesibles servicios y guías que los lleven a ser ciudadanos independientes, para explotar sus destrezas, conocer sus deberes, derechos y educar a otros acerca de su cultura.

Gracias a estas acciones, en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) se implementó en marzo de 2017 el programa de asesorías con Intérpretes de Lengua de Señas presenciales, el cual ha beneficiado hasta al momento a 9 personas sordas y logrará que este semestre se gradúe el primer grupo de alumnos sordos.

Estos estudiantes representan a las facultades de Deportes, Artes y Humanidades. Se trata de 3 futuros licenciados en educación física y deportes, artes plásticas y docencia en matemáticas, quienes han tenido que aprender responsabilidad y compromiso, trabajo en equipo y a confiar en los oyentes, docentes y alumnos, lo que ha hecho que la verdadera inclusión les haya cambiado su óptica hacia la vida.

Es muy importante aprender la inclusión desde las aulas, pues es una forma de educar al alumno para la vida cotidiana, así como al docente para la difusión de información real y asertiva.

La interpretación de las clases no es el único acto que se ha realizado en favor de una sociedad inclusiva, pues también se está haciendo un asesoramiento de orientación para los alumnos y los docentes que están encargados, por ello se han realizado constantes talleres y clases, que han estado tomado cada uno de ellos, incluso certificaciones.

Lo que se quiere es crear un plantel que sea realmente incluyente, por lo que la escuela realizó la contratación de cinco intérpretes de lengua de señas mexicana.

Este programa considera la atención de alumnos con sordera o hipoacúsicos que ingresen a la UABC a partir del próximo ciclo escolar.

La puerta hacia su desarrollo

Además de la implementación de otros programas inclusivos, contemplando también los nuevos alumnos con diferentes tipos de discapacidad, no solamente la auditiva.

De acuerdo a Xiomara Moreno, cofundadora de PROSOR, coordinadora académica y representante de la Red Latinoamericana de Accesibilidad Lingüística, los alumnos sordos agradecen la responsabilidad social de parte de la institución, pero aún más, el abrir la puerta para alcanzar metas académicas por sus propios esfuerzos.

“Teniendo accesibilidad a la información, lo que resta es su propio esfuerzo y dedicación, poniéndolos en el mismo nivel de oportunidades que un alumno convencional. Están ansiosos por terminar sus carreras, para empezar a desarrollarse en ámbitos que quizás ningún otro sordo en el estado ha logrado llegar”, dijo.

Moreno comenta que la inclusión desde las aulas es de suma importancia, pues es una forma de educar al alumno para la vida cotidiana, así como al docente para la difusión de información real y asertiva.

“No podemos esperar que sea ´el suceso imprevisto´ lo que nos eduque para enfrentar y aceptar la discapacidad, cuando más de mil millones de personas viven en todo el mundo con alguna forma de discapacidad según la Organización Mundial de la Salud (OMS). ¿Por qué esperar a que seamos una de ellas para aprender a vivir de forma incluyente?”, declaró.

PROSOR

Es una organización interesada en hacer un cambio verdadero para la comunidad sorda, por medio de darles una voz para que puedan expresarse.

Por lo que difunden la cultura sorda y hacen accesibles servicios y programas que empoderan al Sordo, informando al oyente y formando al intérprete de lengua de señas.