Podría provocar inundaciones Ernesto

VERACRUZ.- La tormenta tropical Ernesto estaba a punto a tocar tierra el jueves en la costa del sur del Golfo de México, una región propensa a las inundaciones, después de pasar por la península de Yucatán sin causar daños graves. 

El meteoro avanzó por el sur del Golfo de México durante la noche, en aguas con abundantes plataformas petroleras operadas por la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos informó que los vientos sostenidos de la tormenta habían aumentado a cerca de 110 kilómetros (70 millas) por hora después de posarse sobre el agua.

Se había convertido en huracán poco antes de tocar tierra la noche del martes cerca del puerto de cruceros de Majahual, pero se debilitó al atravesar la península.

Los meteorólogos esperan que Ernesto llegue a tierra en la exuberante región de Los Tuxtlas, en el estado de Veracruz, a unos 80 kilómetros (50 millas) al noroeste del puerto petrolero de Coatzacoalcos, y podría arrojar hasta 25 centímetros (10 pulgadas) de lluvia, lo que genera la amenaza de inundaciones.

Al amanecer del jueves, el vórtice se ubicaba a unos 65 kilómetros (40 millas) al este-noreste de Coatzacoalcos y se movía hacia el oeste-suroeste a 20 kph (13 mph).

Las autoridades de Veracruz prepararon refugios para tormentas, dijo Víctor Hugo Cerón, de la agencia estatal de defensa civil.

El capitán del puerto de la ciudad de Veracruz, Enrique Casarrubias, dijo que el puerto estaba cerrado para los barcos más pequeños.

El crucero Carnival Elation canceló una visita el miércoles, agregó.

Pemex anunció que había evacuado a 61 trabajadores de una plataforma de perforación y había tomado otras precauciones de seguridad, pero dijo que la producción no se había visto afectada.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes cerró dos de los tres principales puertos exportadores de petróleo en el Golfo de México debido a las condiciones de tormenta.

Ernesto es la tormenta más poderosa que se ha formado en el Océano Atlántico desde que comenzó la temporada de huracanes el 1 de junio, aunque huracanes más fuertes azotaron comunidades costeras del Pacífico en mayo y junio y provocaron al menos tres muertos, dijo David Zelinsky, un meteorólogo del centro de huracanes con sede en Miami.

"Hasta este momento, la mayoría de los sistemas han sido relativamente débiles", dijo.

No hubo informes de muertes relacionadas con la tormenta ni de grandes daños, aunque Ernesto arrancó vallas publicitarias, derribó árboles y cortó la electricidad al tocar tierra al sur de los principales centros turísticos de la región de Cancún y la Riviera Maya. Después pasó cerca de las ruinas mayas de Calakmul.

"En muchos lugares, las ventanas se hicieron añicos", dijo Flori Cruz, un cocinero de 27 años que trabaja en Majahual.

En el Pacífico, el huracán Gilma ganó algo de fuerza, pero no amenazaba con tocar tierra.

La madrugada del jueves estaba a unos 1.175 kilómetros (730 millas) al suroeste del extremo sur de la península de Baja California, en México, con vientos máximos sostenidos de cerca de 130 kph (80 mph).