Plantea gobierno estatal a alcaldes programa de austeridad

MEXICALI.- En seguimiento a los encuentros que sostuvo el Gobernador del Estado, Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid, con los Alcaldes electos de Baja California, el Secretario de Planeación y Finanzas, Antonio Valladolid Rodríguez,  se reunió con los futuros munícipes para establecer la coordinación necesaria en materia financiera y administrativa entre el Estado y los Municipios.

En el marco de estos encuentros que se realizaron por separado con Jaime Díaz Ochoa, Alcalde Electo de Mexicali; Jorge Aztiazarán Orcí, Alcalde Electo de Tijuana; Gilberto Hirata Chico,  Alcalde Electo de Ensenada y Silvano Abarca Macklis, Alcalde Electo de Playas de Rosarito, así como con Rodrigo Castañeda en representación de Cesar Moreno González de Castilla, Alcalde Electo de Tecate, el Secretario de Planeación y Finanzas planteó un sistema de trabajo orientado a la austeridad y eficiencia administrativa.

En ese sentido, el Gobierno del Estado de Baja California propuso a los futuros munícipes, quienes asumirán funciones el próximo primero de diciembre, un esquema en el cual, mediante la unión de esfuerzos, se logre hacer frente a la difícil situación financiera por la que atraviesan los ayuntamientos.

“Tenemos la instrucción el Gobernador del Estado de trabajar en equipo con los ayuntamientos para que, de manera coordinada y conjunta, se busquen alternativas para sacar adelante las finanzas municipales y buscar las menores afectaciones a la ciudadanía”, puntualizó Valladolid Rodríguez.

Entre los puntos que contempla el sistema plateado por la Secretaría de Planeación y Finanzas del Estado, se contempla la propuesta de disciplina presupuestaria, un programa de mejora recaudatoria y la creación de un Fideicomiso conjunto de administración y pago de las participaciones estatales y federales.

Entre otros conceptos, la propuesta de disciplina presupuestaria contempla la elaboración de un diagnóstico por parte de los municipios acerca de la estructura orgánica con la que cuentan, sus procesos internos y el gasto de operación de las mismas, así como una propuesta de ahorro del 10% en el gasto de operación y el 5% en el concepto de servicios personales por ejercicio fiscal.

Asimismo se delinearon una serie de políticas y lineamientos específicos de ahorro y austeridad en el gasto de operación de las dependencias y entidades municipales al promover el uso de medios electrónicos, fomentando el ahorro en el uso del papel y consumibles informáticos, racionalizar el uso de vehículos, combustible, reducir el presupuesto destinado a viáticos, alimentos, convenciones y gastos de representación, entre otros conceptos.

Finalmente se planteó lo relativo a la creación de un Fideicomiso denominado de administración y pago, mismo que permita acceder a un Programa Integral de Financiamiento que fortalezca las finanzas municipales, que ayude a mejorar la infraestructura y los servicios públicos sin que esto represente un incremento de la deuda contingente del Estado y que de  certeza del cumplimiento oportuno de las amortizaciones con la finalidad de mejorar la calidad crediticia del Estado y Municipios.