Planeando un viaje

Por Adriana Zapién y Valente García de Quevedo

Hoy quiero compartirles la emoción que se produce cuando se planea un viaje. Los viajes tienen tres gozos: cuando se planea, cuando se viaja, y cuando se regresa con bien; así que sí las tres partes son armoniosas, hemos logrado el viaje perfecto, aunque en el camino nos sucedan algunos contratiempos (que seguramente recordaremos y de los cuales aprenderemos).

En víspera de mi próximo viaje, les quiero compartir cómo planeamos mi compañera de vida y yo dichas excursiones. Todo inicia escogiendo el lugar y en esta ocasión iremos de nueva cuenta a España y mi amado priorat, para después pasar a conocer las zonas vinícolas en Portugal.

Adriana es una experta en la búsqueda de vuelos a buen precio, prefiriendo la temporada baja, ya que ambos sabemos que en la alta se encontrarán con boletos a sobreprecio y aeropuertos que serán una pesadilla; sin contar que en verano a los europeos les gusta vacacionar, por lo que muchos lugares clave se los encontrarán cerrados, hasta el otoño.

Una vez con el boleto en la mano, debemos buscar los alojamientos dando prioridad a las reservas que coinciden con fines de semana, pues por lo general se agotan más rápido. El resto de la semana, en temporada media y baja por lo general no tiene mayor problema.

En muchos países, como España, adoran hacer fiestas por cualquier motivo, por lo que es importante investigar si no hay algún evento o fiesta el día que visitamos el lugar; ya nos pasó una vez en Valencia, había un gran premio de motociclismo y encontramos los hoteles abarrotados, y a precios muy elevados.

Una de las mejores fuentes sí se busca un alojamiento en hotel tradicional es Booking.com, donde la mayoría de la habitaciones pueden pagarse hasta el check out con cancelaciones flexibles. Las críticas de cada lugar deben ser leídas cuidadosamente ya que eso es lo que te ayuda a la mejor elección. En mi último viaje utilicé los servicios de Airbnb y francamente me encantó; pues se tiene contacto con los anfitriones, muy interesantes, compartiendo la vivienda con ellos a diferencia de Mexico que es más común los alojamientos completos; por supuesto, recomiendo siempre buscar un superhost y leer los comentarios de otros viajeros que han estado en el lugar. Eso te da garantía.

Una vez que hemos completado estos pasos básicos, debemos contratar un seguro médico para viajeros con el fin de evitar sorpresas, aun cuando su seguro médico local les diga que los cubre. Es mejor comprar uno adicional que sea exclusivamente para viajes que por lo general no pasan para Europa de unos 100 USD por 15 días con cobertura intermedia.

Nuestro último paso, es detallar el itinerario que vamos a llevar y no recomiendo esos tours de 20 capitales en 20 días, pues seguro estarán en lugares que no les interesa, y les faltará tiempo en los que sí les interesa. A Adriana y a mí nos encanta hacer investigación y comprar guías de viajero, muchas de ellas en formato digital, que te explican de manera sencilla cómo proceder en cada lugar.

Por último, les recomiendo agregar al weather channel los lugares que van a visitar con el fin de ver como se está comportando el clima en la zona que visitarán; de eso dependerá el meter a la maleta el paraguas, el abrigo o los pantalones cortos.