Piden Comisión sobre violaciones a derechos humanos por de policías

MEXICALI.- El Congreso local aprobó la Creación de la Comisión Especial para la recepción y seguimiento de denuncias ciudadanas, sobre abusos y violaciones a los derechos humanos, por parte de integrantes de las corporaciones policiales en Baja California, en sesión ordinaria de la 20 Legislatura del Congreso del Estado. 

La propuesta fue presentada por los integrantes de la Fracción Parlamentaria del Partido Nueva Alianza, diputados Arcelia Galarza Villarino y Gregorio Carranza Hernández, quienes señalaron que acorde a la última Reforma a nuestra Constitución General de la República, que señala en su Artículo 1°,  la obligación que tiene toda autoridad en el ámbito de sus competencias, de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad; el Estado, deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos.

Debe existir por parte del Estado y en particular por el Poder Legislativo una responsabilidad por sus actos, pero también por sus omisiones,  dijo la Diputada Galarza, ¡No es correcto que el pueblo tema a su gobierno, a sus instituciones! Por eso de la misma forma que se combate a la delincuencia común y a la delincuencia organizada,  debemos luchar contra la “delincuencia uniformada”.

Esta Comisión Especial, se avocará a recopilar denuncias de ciudadanos que se consideren afectados en sus derechos humanos, por parte de las distintas corporaciones policiacas en el Estado y sus Municipios.  

El objetivo de la Comisión Especial es, una vez que se tengan las denuncias bien documentadas y registradas con número de folio,  se presentará a las autoridades de Seguridad Pública para que lo pueda remitir al área de asuntos internos que corresponda y en su caso se aplique la sanción disciplinaria al servidor público por su falta  o directamente a la autoridad competente en caso de responsabilidad penal.

La intención, es darle seguimiento como gestores sociales a las denuncias hechas por nuestros representados ante los responsables de las instituciones policiales y poder dar una respuesta a los ciudadanos agraviados y confianza al resto de la ciudadanía y con esto mandarles un mensaje a todos los servidores públicos de que no se tolerarán conductas desviadas, dijo Arcelia Galarza.